Natalia Compagnon acusó a Peñailillo de mal manejo político y comunicacional en el caso Caval

En su tercera declaración a la Fiscalía, la esposa de Sebastián Dávalos aseguró que una vez que estalló el caso en la prensa "se manejó de manera inexplicablemente deficiente, lo que no da lugar a pensar que son meras desprolijidades".

Por:  El Dínamo

Natalia Compagnon llegó el pasado lunes hasta la Fiscalía de O’Higgins por tercera vez para declarar ante Luis Toledo por el denominado caso Caval, luego de que el Servicio de Impuestos Internos se querellara en su contra por delitos tributarios.

En esa ocasión, apuntó al ex ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, por lo ocurrido en febrero del 2015 luego de que la investigación estallara en la prensa. “Fui testigo del mal manejo realizado por quien en ese momento era la primera autoridad del país, esto es en decisiones políticas y comunicacionales referidas al estallido del denominado caso Caval. Me refiero al ex ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo y a lo sucedido durante el mes de febrero del año 2015”, dijo, según el documento publicado por La Tercera.

Allí relató lo ocurrido una vez que se dio a conocer el caso en la opinión pública, sosteniendo que cuando ellos se encontraban “en Caburga, mi esposo le informa a la Presidenta de su decisión de renunciar y nos trasladamos de inmediato a Santiago para reunirnos con él (Peñailillo), pues debíamos seguir sus instrucciones. Al llegar a Santiago nos pusimos en contacto de inmediato y nos dijo que no nos reuniríamos ese día, ya que él iba saliendo a Chillán para la inauguración de una estación de Bomberos. Eso fue un día miércoles”.

“Durante todo el día jueves siguiente lo esperamos, tratamos de ubicarlo y no fue posible reunirnos con él, lo cual nos preocupó por lo delicado de lo que estaba pasando. Posteriormente, el día viernes, nos retrasó hasta el mediodía, llegando a nuestra casa, la cual estaba absolutamente rodeada de vehículos y personas de la prensa transmitiendo en vivo a diferencia del día anterior”, agregó.

Además, recordó cuando el entonces secretario de Estado le dijo a Sebastián Dávalos que debía renunciar a su puesto como director Sociocultural de La Moneda. “Peñailillo le dice a Sebastián que tiene que renunciar en la puerta de la casa a lo que mi esposo se negó y señaló que él asumió en La Moneda y que en el mismo lugar renunciaba. Así lo hizo y se dirigió a Palacio, lugar en el cual se reunió con su equipo y les informó su renuncia”, señaló.

Por otro lado, defendió el formateo que se realizó al computador de su esposo en La Moneda, ya que según la socia de Mauricio Valero, una vez que se hizo pública la renuncia de Dávalos, “llegó a nuestra casa y me dijo que había pedido que le borraran el usuario y password (contraseña) de su computador personal del trabajo para evitar que terceros, Peñailillo o Cristián Riquelme (administrador de La Moneda), pudieran manipular la información contenida en el mismo. Esto se manejó de manera inexplicablemente deficiente, lo que no da lugar a pensar que son meras desprolijidades”.

“Quiero agregar que yo no me he reunido ni he tomado contacto con Rodrigo Peñailillo, sólo sé, y me llama la atención, que él vive a doscientos metros de nuestro condominio, y cuenta con protección policial, 24 horas, los siete días a la semana, de dos efectivos de Carabineros en carácter permanente, ignorando la razón. Es todo cuanto puedo informar”, precisó.

Más Noticias

Más Noticias