No solo Carolina Fuentes: las otras 224 personas extraviadas que busca la PDI

Desde Brigada de Ubicación de Personas reconocen que hay preocupación sobre que, producto de la pandemia del coronavirus y el distanciamiento, puedan existir mayores casos de desaparición pero menos denuncias.

No solo Carolina Fuentes: las otras 224 personas extraviadas que busca la PDI
No solo Carolina Fuentes: las otras 224 personas extraviadas que busca la PDI
Por:  María Gabriela Salinas

Una amplia campaña de búsqueda inició hace unas semanas la familia de Carolina Fuentes, una mujer de 42 años que desapareció en la región del Ñuble hace 55 días. Su caso no es único, ya que actualmente hay otras 224 personas extraviadas en Chile que son buscadas por la PDI.

La última vez que se vio a Carolina fue el 30 de junio, acotando de diez a seis los puntos de búsqueda en la zona del Valle del Itata, lo que se traduce en aproximadamente unas 40 hectáreas. Tal como la familia de Fuentes, varias otras han acudido a la PDI para dar con el paradero de sus seres queridos.

A ella se le sumó el caso de Ana Bravo Verdejo, mujer que desapareció hace nueve meses en Valparaíso, provocando manifestaciones por parte de los familiares exigiendo ayuda de las autoridades.

Durante los últimos años de han visto casos “emblemáticos”, búsquedas que han tomado relevancia nacional. Así, los casos de Kurt Martinson, Sebastián Ignacio Álvarez Bernales (conocido en redes sociales como “Mente enferma”) y José Vergara han copados espacio en diarios, noticieros y matinales.

Pero también hay casos olvidados, como el de los hermanos Martín y David Nieto Muñoz, quienes son buscados desde 2015 -cuando tenían 6 y 8 años, respectivamente- en una investigación por presunta desgracia y sustracción de menores.

Otras personas, en tanto, son buscadas hace más de 20 años, como el caso de Guillermo Quintin Lucero Duarte, desaparecido en enero de 1994.

En conversación con EL DÍNAMO, subprefecto Manuel Fuentes, jefe Metropolitano de la Brigada de Ubicación de Personas (Briup), explicó que pese a que hoy en día hay 225 personas que la PDI busca como extraviadas en su sitio oficial, “no se sube la ficha de todas las personas, ya que primero se hace un estudio de las circunstancias de la desaparición”.

En esa linea, cuando esta investigación arroja antecedentes que sugieren que la persona no decidió voluntariamente terminar el contacto con su familia o sea falta de comunicación entre la persona extraviada y sus familiares, se procede a hacer el llamado público.

Según el subprefecto Fuentes, la mayoría de los casos que no tienen ficha publicada en el sitio web de la PDI se resuelven en el corto tiempo y las personas son ubicadas. Por el contrario, cuando el caso pasa a catalogarse como de complejidad mayor -sospecha de circunstancias que hayan afectado la integridad física de la persona o que haya riesgo de su salud-, se procede a difundir la búsqueda. De igual forma, siempre se requiere autorización, tanto de la familia o por orden judicial, antes de hacer pública una búsqueda de personas extraviadas.

Respecto a los plazos, el representante de la PDI agrega que “no tenemos un plazo límite para la búsqueda de personas extraviadas. tratamos de mantener las fichas la mayor cantidad de tiempo posible y ojalá hasta que ellas sean ubicadas”.

El subprefecto de la PDI además es enfático en decir que “no hay ningún aso más importante que otro. Todos los casos de personas extraviadas se trabajan con la misma intensidad y la misma preocupación. Los casos los investigamos sin importar si son mediáticos o no”.

Cifras actuales

Según la PDI, entre los años 2017 y 2018, se recibieron un promedio de 9.964 denuncias referentes a Presuntas Desgracias a nivel nacional, es decir casos de personas extraviadas: situaciones en que familiares o conocidos perdieron contacto en forma reciente y se desconoce dónde se encuentran.

En 2019, este número aumentó en un 14,51% respecto al promedio bianual. Ello implica que se investigaron 11.071 denuncias, versus los 8.653 de 2018 y los 10.275 de 2017, cifras que muestran una tendencia al alza.

Respecto a 2020, las cifras muestran que al comparar los primeros 5 meses de los últimos dos años la cantidad de casos ha bajado en un 11%. Si en 2019 el total de ellos hasta el 31 de mayo fue de 4.564, en el mismo período de 2020, fueron 4.062, una diferencia de 502 denuncias.

Al analizar estos datos, de la Brigada de Ubicación de Personas Metropolitana reconoce que existe una preocupación ya que es posible que hayan menos denuncia que no son informadas al no saber que la persona está extraviada. Ello como efecto del distanciamiento social por las cuarentenas.

Esto sobre la base de los conflictos internos en grupos familiares podrían verse acentuados producto del confinamiento, con mayor riesgo de maltratos o violencia intrafamiliar que pudieran generar un abandono del hogar.

En 2020, del total de personas extraviadas, 1.552 tienen menos de 17 años; 2.288 entre 18 y 64 años y, 222, 65 años o más. La región con más denuncias es la Metropolitana, con 1.265 casos, seguida por el Biobío, con 527 y Valparaíso con 501.

PDI PRESUNTAS DESGRACIAS
Infogram

Las razones de hacer pública la búsqueda de personas es que la comunidad pueda entregar antecedentes para encontrar a la persona extraviada. Sin embargo, reconoce que las redes sociales pueden ser muy útiles para la difusión de la búsqueda, pero que hay que tener cuidado con las informaciones falsas que circulan por la red. “No solo hace perder tiempo, pueden perjudicar a la investigación y hace daño a las familias”, concluye.

Revisa aquí los datos de las personas extraviadas en Chile al 20 de agosto de 2020. Para mayor información de cada caso, ingresa al siguiente link.

Más Noticias

Más Noticias