No sólo plantas y pasto: la millonaria restauración de Plaza Baquedano que costeará la Municipalidad de Providencia

Además de la reposición de áreas verdes en el punto neurálgico de manifestaciones, se realizó un plan para reponer semáforos y se compraron nuevas cortinas metálicas que serían usadas en el Café Literario.

No sólo plantas y pasto: la millonaria restauración de Plaza Baquedano
No sólo plantas y pasto: la millonaria restauración de Plaza Baquedano

La Plaza Baquedano -que desde el 18 de octubre se volvió el epicentro de las manifestaciones tras el estallido social- recobró este lunes parte de sus características áreas verdes, ya que por encargo de la Municipalidad de Providencia, se instalaron 5.700 nuevas “plantas sustentables”.

La acción constituyó el primer paso del costoso plan de restauración para el sector que llevan a cabo en Providencia.

Según los antecedentes recabados por EL DÍNAMO, a través del portal Mercado Público, costará más de $28 millones sólo en su primera etapa, lo que contempla también un estudio de factibilidad para la reinstalación de semáforos y la reposición de las cortinas metálicas del Café Literario del Parque Bustamante.

Sin embargo, esta última compra – en la que la municipalidad gastó $22,7 millones a través de su Dirección de Administración y Finanzas- no podría ser implementada como estaba presupuestada, tras los daños que sufrió el recinto municipal durante el fin de semana.

Consultada la municipalidad al respecto, aseguraron que aún no se tiene el catastro definitivo de los daños en el Café Literario, por lo que “está en evaluación” el uso que se haría eventualmente de las cortinas metálicas compradas.

Asimismo, de acuerdo a la orden de compra ingresada por la Dirección de Aseo Ornato y Mantención de Providencia se gastaron casi $4,5 millones en 2.700 ejemplares de la hierba vitadinia (hierba de burro) y otros 2.700 de la convolvulus (campanilla) que se caracterizan por tener un bajo requerimiento hídrico.

La transacción se hizo con la empresa Cubresuelos Chile -su nombre en el Servicio de Impuestos Internos es Construcciones y Servicios Siglo Verde- y también contempló la adquisición de varios sacos de compost y de arena de lampa, que permiten reponer las características de fertilidad en el suelo de la dañada Plaza Baquedano.

El plan de reconstrucción temprana que está llevando a cabo la Municipalidad de Providencia contempla además la instalación de los principales semáforos vandalizados en Andrés Bello con Huelén.

Para ello, a través de la Secretaría Comunal de Planificación, encargaron a la empresa Automática y Regulación S.A. la elaboración de un proyecto para la resemaforización de la zona, lo que costó $970.119.

¿Es el momento de restaurar?

Pese a las buenas intenciones del municipio, más de alguno se cuestionó si es que es el momento indicado para reponer las áreas verdes y otros ítems, ya que cada vez que se han vuelto a instalar en el sector han sido vandalizadas. Considerando, además, la manifestaciones que están previstas para marzo.

La alcaldesa (s) de Providencia, Paulina Lobos, aseguró que fueron los vecinos de Plaza Baquedano quienes “nos han pedido permanentemente que recuperemos los espacios vandalizados” y que la principal función de la municipalidad es “el bienestar de sus vecinos, atender sus necesidades, y trabajaremos incansablemente para cumplir lo que ellos nos solicitan”.

Fuentes al interior de la Municipalidad de Providencia, en tanto, revelaron a EL DÍNAMO que existe cierta conciencia de que se podría volver a vandalizar la zona, pero que tampoco pueden “esperar a que termine el estallido social, ya que podría tardar varios meses o incluso años”.

Al respecto, en conversación con EL DÍNAMO el académico de la Escuela de Arquitectura y Paisaje de la Universidad Central, Uwe Rohwedder, aseguró que “espero equivocarme, pero van a ser recursos mal gastados”, pues, “el fondo del problema social aún no se ha resuelto y siguen habiendo temas pendientes desde el 18 de octubre”.

Misma versión con la que coincidieron desde la empresa Cubresuelos Chile. Según escribieron desde su cuenta en Instagram, “sé que lo más probable es que no dure, es que no entiendan que también esto es parte de un Chile que se transforma. Pero lo intentamos y estamos muy felices por eso“.

Ante este escenario, el arquitecto y urbanista Uwe Rohwedder llamó a las autoridades a buscar una metodología donde la ciudadanía actué de forma activa en este tipo de decisiones para que “cuidemos más nuestro entorno”. Una alternativa, por ejemplo, es “instalar especies autóctonas que representarían de mejor forma nuestras raíces”.

Eso sí, primero pidió priorizar todo el sistema vial, porque “gran parte de Santiago se moviliza en vehículo o transporte público. Le daría urgencia a las luminarias, pues los barrios cercanos a Plaza Italia no tienen luz”.

Hernán Claro

Periodista a su servicio con un profundo interés en la política.+ info

Más Noticias

Más Noticias