Obispo de Temuco: “No se trata de decirles a los adolescentes usa condón y haz con tu sexualidad lo que quieras”

El sacerdote Héctor Vargas señaló que la Iglesia Católica ve la educación sexual de una manera integral, sin reducirla a lo genital.

"No se trata de decirles usa condón y haz lo que quieras"
"No se trata de decirles usa condón y haz lo que quieras"

La Iglesia Católica entró al debate de la educación sexual afirmando que se debe hacer de una manera integral y no reducirlo a lo genital.

Héctor Vargas, obispo de Temuco y presidente del área de educación de la Conferencia Episcopal, señaló a La Tercera que un porcentaje importante de los colegios que pertenecen a la Iglesia -la institución es sostenedora de 800 establecimientos- se enseña sobre esa materia desde kínder “pasando por todos los temas, desarrollando conductas, profundizando el tema del amor”. 

“La Iglesia entiende por educación sexual una educación integral, que abarca a toda la persona. Cuando a la sexualidad se la reduce solamente a la genitalidad, evidentemente que no compartimos ese concepto”, señaló.

A su juicio, lo errado está en que sea el Ministerio de Salud la única entidad encargada, sin considerar la participación del Ministerio de Educación. “Eso restringe absolutamente el tema, porque se lo toma solamente desde el punto de vista de la Salud, por lo tanto de la biología, de la fisiología, pero no desde los principios, los valores y el significado que tiene la sexualidad en la vida de una persona”, dijo.

Sobre la idea de disponer de dispensadores de preservativos en los colegios, el obispo se mostró contrario, expresando que “no se trata de decirles a los adolescentes usa condón y haz con tu sexualidad lo que quieras. El tema de fondo no es si uso o no uso condón, es un tema mucho más amplio, que deberíamos reflexionar como sociedad”.

En esa línea, argumentó: “Yo creo que los adolescentes también necesitan respeto, la sexualidad hay que educarla para vivirla como corresponde, donde corresponde, en forma responsable y no como un deporte o simplemente con una mentalidad consumista. A la sexualidad se la ha reducido a un objeto de consumo y ahí están las consecuencias”.

Más Noticias

Más Noticias