Padrón electoral y participación: qué esperar para el Plebiscito 2020

El Servicio Electoral ya lanzó oficialmente el cronograma de la consulta constitucional que se realizará el próximo 26 de abril.

Padrón electoral y participación: qué esperar para el Plebiscito 2020
Padrón electoral y participación: qué esperar para el Plebiscito 2020
Por:  María Gabriela Salinas

El pasado sábado, el Servicio Electoral (Servel) realizó el lanzamiento oficial del Plebiscito 2020, el tercero desde que se abrió el padrón electoral en 1988.

De acuerdo al presidente del consejo directivo del Servel, Patricio Santamaría, la votación que se realizará el 26 de abril próximo tiene un padrón aproximado de 14 millones de personas habilitadas para votar, esto considerando que para la consulta ciudadana se aplicará la modalidad de inscripción automática y voto voluntario. Sin embargo, el padrón electoral auditado se publicará recién el 27 de enero.

El académico de la Universidad de Talca, cientista político Mauricio Morales, reconoce que “el padrón creció muy poco respecto al de 2017” y que lo más probable es que “vamos a estar en torno a los 14.5 millones cuando el Servel corrija y entregue el padrón definitivo”. De ellos, dice, se esperaría cerca de un 70% de participación para que el proceso sea considerado “exitoso”.

“No me imagino un plebiscito constitucional tan importante con menos de 9 millones de votantes. La nueva Constitución debe gozar de suficiente legitimidad. Incluso, me atrevería a decir que la meta son los dos dígitos, es decir, 10 millones“, explica a EL DÍNAMO, afirmando que una aprobación una nueva Constitución pudiera estar con unos 8 millones de votos.

Según explicó Morales, “se requiere de un apoyo masivo, pues el respaldo a la opción ‘apruebo’ no sólo será comparado con el apoyo al ‘rechazo’, sino que será calculado en función del total de potenciales votantes. Si por el apruebo van 7 millones, entonces la nueva Constitución será de menos de la mitad de los chilenos. Y esa no es la idea. Necesitamos una Constitución que una, no que divida”.

Cambios en el comportamiento

En 2012 comenzó a regir la Ley N° 20.568, la que estableció el voto voluntario y la inscripción automática. Cifras consolidadas del Servel advierten que, si bien el padrón electoral creció en 57,9% entre las presidenciales de 2009 y las de 2017, el número de votantes disminuyó en 5,4%.

Patricio Santamaría aseguró a EL DÍNAMO que “el grueso de los electores, que ascendieron a poco más de 7 millones en la segunda votación presidencial de 2017, siguen siendo aquellos que se inscribieron voluntariamente y participaron en el plebiscito de 1988, que fueron alrededor de 7.250.000. Lo anterior aunque el 2012 el Registro Electoral creció en más de 5 millones de personas al haberse establecido la inscripción automática”.

“Algunos pocos dejaron de votar al cambiar de voto obligatorio a voluntario, mientras algunos que fueron inscritos automáticamente empezaron a participar en las siguientes elecciones. En general se trata de un padrón estable“, agregó.

Para Mauricio Morales, el voto voluntario hizo que “la participación bajara y se hiciera más elitista”, asegurando que “el voto voluntario fue la reforma más nefasta para la democracia chilena”.

“Fue un crimen contra nuestro sistema político y sus responsables nunca dieron la cara. Los segmentos ricos de la capital votan más del doble en comparación con los sectores pobres”, afirmó.

Sin embargo, reconoció que “dentro de todo lo malo, últimamente hemos observado un aumento en la participación de los jóvenes de 18 a 29 años. En 2013 votaron en un 30% y en 2017 en un 35%. Esperamos que está participación explote para el plebiscito”.

Cambios de domicilio

Según el Servel, 367.664 personas realizaron el cambio de domicilio electoral de cara al plebiscito del 26 de abril de 2020. De ellas, 345.997 personas pidieron la modificación en Chile, mientras que en el extranjero la cifra llegó a 21.667 ciudadanos.

Para Mauricio Morales, esto puede ser signo de una alta participación en el plebiscito de abril, ya que “gran parte de los cambios domiciliarios ha sido efectuado por personas menores de 34 años que nunca han votado”.

“La cifra, además, es totalmente anormal en comparación con cambios de domicilio de elecciones anteriores, lo que hace imaginar una participación histórica. Si las condiciones del país son normales para ese plebiscito, tendremos el mayor volumen de votantes en la historia de Chile. Pero si el contexto del plebiscito está marcado por la violencia, saqueos, protesta y desorden, entonces estas expectativas podrían verse alteradas”, recordó.

Santamaría, en cambio, indicó que “,la participación de electores en el plebiscito de 26 de abril próximo es impredecible, en especial por el interés mostrado en actualizar sus datos electorales por personas que no han participado en elecciones anteriores .Podría estimarse que aumentará la participación y votarán personas que hasta ahora no lo habían hecho”.

Quienes más solicitaron el cambio fueron las personas entre 30 y 34 años, con 63.393 peticiones, y que las mujeres (196.620) superaron en este sentido a los hombres (171.004).

En tanto, los países a los que más cambiaron sus domicilios las personas fueron España, Estados Unidos y Australia, mientras que las regiones que encabezaron las preferencias fueron la Metropolitana, Valparaíso y Biobío.

Más Noticias

Más Noticias