Pescadores Artesanales sobre anular la Ley de pesca: "Es una irresponsabilidad de unos parlamentarios"

La presidenta de la organización, Zoila Bustamante, asegura que en su organización están por modificar algunas aspectos de la ley, pero que anularla sería perder muchas de las conquistas conseguidas por el mundo de la pesca artesanal.

Por:  El Dínamo

La polémica está al rojo vivo. Un grupo de parlamentarios del PC y la IC presentaron una moción para anular la Ley de Pesca, conocida como Ley Longueira por haber sido aprobada mientras el líder de la UDI era ministro de Economía. Su argumentos son que en la tramitación de la ley hubo “presión indebida” de parte de distintos grupos económicos que habrían pagado a parlamentarios para que la ley les fuera favorable. “Es una ley que se ha obtenido bajo soborno y lobby indebido del empresariado pesquero, y es una ley viciada, que carece de toda legitimidad y legalidad ante la ciudadanía”, apuntan en el documento que presentaron en la Cámara.

La justicia actualmente investiga los casos del senador Jaime Orpis y  la ex diputada Marta Isasi, que pudieron haber sido cohechados por la empresa Corpesca. De hecho, el senador de la UDI fue desaforado por la justicia por su implicación en el caso. En este ambiente, la Cámara de Diputados acogió a trámite el proyecto para anular la ley y de inmediato, el gobierno, parte de la Democracia Cristiana y la oposición criticaron esta medida.

Desde el Ejecutivo se refirieron a esta moción como “inconstitucional” y el DC Ignacio Walker, dijo que el proyecto es “demagógico, populista e irresponsable”. Si bien varios grupos de pescadores artesanales se han mostrado a favor de anular la ley, otra de las personas que no está para nada de acuerdo con esto es la Presidenta de la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales, Zoila Bustamante. La pescadora de la Región de Los Lagos, ha estado desde 2007 al frente de la Conapach y estuvo en las negociaciones de la ley que quiere derogarse.

Antes de la Ley Longueira, había una ley corta de pesca aprobada durante el gobierno de Lagos, que ya otorgaba cuotas de pesca que se distribuían por región entre pescadores artesanales e industriales y que asignaba límites máximos de captura. Antes de eso existía una llamada “carrera olímpica”, en el que cada actor intentaba pescar lo más posible hasta depredar por completo los recursos. 

El principal logro de la ley que busca anularse, según Zoila, fue que las cuotas son asignadas por un Comité Científico Técnico con criterios basados en el cuidado del ecosistema y que además se creó un Comité de Manejo, para tomar en consideración aspectos sociales; Y que además, entre otros puntos, los pescadores artesanales pudieron obtener cuotas más altas de pesca en varias especies.

“Nosotros pudimos ganar más cuotas en distintas pesquerías. En la merluza austral ganamos un 10 porciento más y del 50 pasamos al 60. En el congrio dorado también pasamos a un 50. En la sardina y en la anchoa llegamos a un 78 porciento y así con muchas más. Subimos considerablemente las cuotas de pesca y eso si la ley se cae o la anulan, como quieren estos señores, se va a perder”, dice Bustamante.

Aunque también, para Bustamante, hubo algunas derrotas. Como que para sacar más rápido la ley, ya que estaba por vencer el plazo de vigencia de la ley corta y se corría el riesgo de que volviera a estar vigente la “carrera olímpica”, el Estado en vez de llamar a una licitación, decidió entregar las cuotas industriales a los actores que históricamente habían desarrollado esta actividad en el sector: las llamadas “siete familias“, que tienen las cuotas por 20 años y pueden renovarlas.

“Los industriales no pueden tener 20 años las cuotas, eso es inconcebible. Y menos que sean transferibles, delegables o vendibles. Hay varias cosas que tenemos que recuperar. Como que queremos más cuotas de jurel y de otras pesquerías, o que hay problemas de distribución de cuotas en algunas regiones”, explica Zoila.

Pero agrega: “La propuesta nuestra siempre ha sido modificar lo que haya que modificar. Porque cuando se discutió la ley hay varias cosas que quedaron fuera. Pero lo que ganamos, que no se pierda. Porque si van a anular la ley, lo que ganamos se va a perder todo. Yo creo que es una irresponsabilidad de un grupo de parlamentarios de la mano de un grupo de dirigentes que no han medido las consecuencias”.

“Los más perjudicados vamos a ser los que pescamos si anulan la ley. Porque los que no pescan pueden eliminar todo si quieren, si no trabajan les da lo mismo”, dice Zoila a El Dínamo, con un tono de evidente enojo.

-Los grupos que apoyan anular la ley aluden a las “presiones indebidas” que ocurrieron durante su tramitación. ¿Cree que la ley pueda estar viciada?

-Esta fue una lucha entre empresas industriales. Y esa lucha entre empresas industriales vuelve a salir a la luz.  Es una lucha entre empresarios que compran consciencia, que compran parlamentarios y que hoy día está saliendo todo a la luz y para nadie es ningún  secreto. Pero de ahí a juzgar de cohecho a todos los parlamentarios que trabajaron en la ley  y que apoyaron a la pesca artesanal en su momento, es terrible para nuestro parlamento, porque significaría que son todos vendidos y que todos están coludidos.

-Es un populismo. Los parlamentarios que presentaron esto tendrían que anular todas las leyes del Congreso porque todas tendrían cohecho. Las del tabaco, las del vino, la famosas isapres, un montón de cosas. Quedaríamos en tierra de nadie. Y no quiero ni nombrar lo que pasaría. Son irresponsables y más aún cuando le mienten a la gente.

-Aún así, hay otros grupos de pescadores artesanales que sí se han manifestado a favor de anular la ley.

-Yo he visto a esos señores que andan en el Congreso, de hecho, estuve este miércoles todo el día en el Congreso. Cuando ellos vayan a la mar les vamos a tener algún respeto. La gente que va a la mar es la que habla. La gente que va a la mar y que trabaja, como yo, son los que se van a ver perjudicados. No los que hoy día están peleando por echar la ley abajo. Hay que preguntarles si van a trabajar. O cuando fue la última vez que fueron a pescar.

-¿Ha habido quizás un aprovechamiento político?

-Lo que logramos los pescadores artesanales fue gracias a nosotros. No gracias a los que hoy día andan haciendo populismo extremo. A mi lo que me extraña es que en este proyecto que presentaron un grupo de parlamentarios en ninguna parte se habla de la pesca artesanal. En ninguna parte se habla de que hay que anularla para que los artesanales tengan más pescados. O para que los artesanales tengan más beneficios. Si vuelve la carrera olímpica, si vuelven las perforaciones de las cinco millas, que es una lucha grande que hemos dado, sería terrible. Acá hay un montón de pescadores sin acceso a tanta información, sin acceso a las redes sociales, que trabaja todos los días en la mar. A ellos representamos y a ellos les afecta.

Más Noticias

Más Noticias