Por qué Pato Navia cree que el Proceso Constituyente es una “pérdida de plata” y que la gente no entiende

El ex consejero de ME-O , Piñera y Ossandón aseguró que se trata de una discusión bizantina y que la gente no entiende qué se trata este proceso porque no ha leído la Constitución.

Por:  El Dínamo

El cientista político Patricio Navia siempre genera polémica por sus ácidos y muy pensados comentarios sobre contingencia, llevándose más de un troleo en el camino.

Esta vez, el consejero del senador Manuel José Ossandón se refirió al Proceso Constituyente, que ayer se anotó una nueva etapa al entregar las “Bases Ciudadanas”, un documento que contiene una síntesis de lo que fueron los cabildos abiertos y encuentro autoconvocados el año pasado.

Consultado en CNN Chile por si el cambio a la Constitución está satisfaciendo a la mayoría de las personas y si es una prioridad para la gente, el también ex orejero de Marco Enríquez-Ominami afirmó que “la gente no entiende muy bien de qué se trata la Constitución y el Proceso Constituyente fue un acto de irresponsabilidad política suprema”.

A juicio de Navia, “no se discutieron las cosas que van en la Constitución, no se discutió si va a haber Tribunal Constitucional, cómo va a estar compuesto. Se discutieron esencialmente cuestiones de derechos y derechos sociales, que está muy bien, pero es solo uno de los aspectos de la Constitución. A mí me da la impresión que el Gobierno está tomando el tema constitucional ahora para convertirlo en un tema electoral y los chilenos quieren nueva Constitución”, dijo.

No saben muy bien por qué, no saben muy bien lo que tiene la nueva Constitución, no entienden muy bien qué es lo que quieren distinto a la Constitución actual porque no la han leído, no entienden de qué se trata, pero quieren nueva Constitución porque asocian el concepto a expansión de derechos y eso es lo que va a querer el Gobierno, convertir en un tema electoral ahora que van a empezar las campañas a mitad de año”, disparó.

Respecto a cómo analiza un proceso de este tipo en el que participaron más de 204 mil personas, el también ex consejero de Sebastián Piñera aseguró que se trata de “una forma súper cara, súper costosa de inducir la participación en temas que no son especialmente relevantes”.

La gente ha discutido cuáles de todos los derechos les parecen más importantes y me parece una discusión un poco bizantina. No sé si la educación es más importante que la salud o si el derecho de libertad de expresión es más importante que el derecho a moverse libremente por el territorio. No sé si podamos rankear los derechos ni si necesitamos hacerlo”, explicó.

En esa línea, Navia dijo que “la discusión constitucional sobre cómo se va a regir el Congreso, qué poderes va a tener el Ejecutivo, si el Ejecutivo va a tener poderes de urgencia para decirle al Congreso las cosas que va a tener que discutir. No fueron cosas que se discutieron en estos cabildos, estos encuentros ciudadanos. La discusión democrática siempre me parece bien pero me da la impresión que fue un poquito caro para lo que se logró“.

La periodista Matilde Burgos, quien lo entrevistaba, le consultó también sobre si este proceso tiene legitimidad alguna, comparándolo con la construcción de las Cartas Magnas anteriores donde solo un puñado de personas participaron en ella.

Ante esto, el cientista afirmó que “la comisión Ortúzar, que redactó la Constitución autoritaria de Pinochet, discutió qué elementos iban a ir en la Constitución. Y en la comisión Ortúzar se dijo que el artículo uno va a tener tal y cual cosa. Estas discusiones son en general conceptos súper amplios que no se aterrizan en elementos centrales para la Constitución. Me da la impresión de que no es lo mismo“.

Más Noticias

Más Noticias