Sumarios sanitarios y aglomeraciones: el caótico desconfinamiento de Santiago y Estación Central

El pasado lunes se registraron una serie de situaciones que dejaron más de un cuestionamiento respecto a qué tan preparadas están las comunas para reabrir grandes comercios.

El caótico desconfinamiento de Santiago y Estación Central
El caótico desconfinamiento de Santiago y Estación Central
Por:  Brenda Martínez

Una ajetreada mañana tuvieron ayer las autoridades de la Región Metropolitana, quienes evidenciaron y debieron hacer frente a las grandes aglomeraciones que se registraron en las comunas de Santiago y Estación Central en el primer día de desconfinamiento.

Estas zonas, que concentran una gran cantidad de comercio, salieron de la etapa de cuarentena para entrar a la fase de transición del plan Paso a Paso. Bajo ese contexto, las personas pueden salir sin permisos de lunes a viernes y el comercio no esencial pudo abrir sus puertas, lo que finalmente generó el caos.

Durante las primeras horas se registraba un centenar de personas que repletaba las calles del centro de Santiago y los sectores del comercio e Estación Central, con el fin de realizar compras por ejemplo en un mall chino, el que finalmente fue clausurado por las autoridades sanitarias.

Según lo detallado por la seremi de Salud, Paula Labra, el centro comercial no contaba con las medidas sanitarias para atender a la gran cantidad de público que llegó a primera hora. Asimismo, se detectaron aglomeraciones en el Barrio Meiggs, en oficinas del Registro Civil, sucursales de AFP y supermercados.

El intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, detalló que “hemos visto de todo durante la mañana. Hay protocolos que se están cumpliendo en la mayoría de los centros. Lamentablemente, hay otros en que había protocolos, pero que no fueron capaces de implementarlo”.

“Hay muy buenos ejemplos y otros no tan positivos. Desde el punto de vista de movilidad es lo que esperábamos (…) la movilidad se incrementó un 11% en la comuna de Santiago respecto del lunes pasado y un 14% en Estación Central. Pero si se compara con un día lunes del mes de marzo, la movilidad sigue estando 30% más abajo en Santiago y en Estación Central en un 31% por debajo de lo que ocurría en marzo”, agregó Guevara.

Por su parte, el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri aseguró que “el casco histórico ha respondido, ha habido fiscalización. Sin embargo, ha habido focos de altas aglomeraciones en el Barrio Meiggs, en las AFP, en (oficinas del) Registro Civil y sucursales bancarias. En eso tenemos que trabajar”.

“Los vecinos de Santiago cumplieron 143 días de confinamiento. El último informe que tengo es que la tasa de contagios en la comuna es del 3%, mejor que Vitacura, Las Condes y Providencia. Eso se debió a la responsabilidad de los vecinos”, indicó el jefe comunal.

Alessandri argumentó además que “no hay fiscalización que valga porque una aglomeración tan grande es muy difícil de controlar. Y frente a eso, la autoridad sanitaria va a proceder a bajar las cortinas”.

¿Estamos preparados para abrir grandes comercios?

Este escenario que se vivió durante el primer día, según los expertos, puede manejarse o mejorarse aplicando una serie de medidas que eviten que las personas se movilicen innecesariamente en el transporte público y por las calles, y a la vez prevenir que se contagien de coronavirus.

Miguel Acevedo, director de la Escuela de Medicina de la Universidad Mayor y magíster en Epidemiología y Salud Pública, explicó a EL DÍNAMO que es muy complejo lograr que se respeten las medidas básicas impuestas por las autoridades si éstas dependen de la voluntad de las personas.

Asimismo, argumentó que es posible que los negocios más pequeños logren controlar los accesos y que se cumplan las medidas; sin embargo, en centros comerciales el escenario es más sombrío.

“En un centro comercial es algo imposible. Es como cuando hicieron el experimento de abrir el Apumanque hace algunos meses, cada comerciante hizo lo mejor que pudo, pero la avalancha humana que llegó infringió toda norma“, sostuvo el médico.

El experto explicó que no se puede trabajar con políticas públicas, menos en el área de salud , basados en la buena voluntad de las personas. “En este caso, y como una opinión personal, creo que hay cierto tipo de comercio que aún no se puede abrir. Los comercios masivos, donde sea que estén, son muy difíciles de controlar y evitar aglomeraciones como las que vimos hoy”, argumenta.

En ese contexto, el epidemiólogo destacó que es importante el uso de mascarillas que cubran tanto la boca como la nariz, además de mantener el distanciamiento social lo más que se pueda.

“El distanciamiento social es súper importante. Yo ahora estoy usando una mascarilla y con eso protejo a los demás de mi saliva, y me protege a mí en el mismo sentido. Pero si estamos todos amontonados como se ha visto últimamente, evidentemente bajará la protección”, explicó.

Finalmente, Acevedo destacó que los supermercados y la locomoción pública son los mayores focos de contagio, porque en ellos transita constantemente mucha gente.

Sobre este último punto, Franco Basso, académico de la Universidad Católica, sostuvo que hay soluciones a distintos niveles para enfrentar el incremento de personas en las calles que utilizan los servicios públicos.

“Las soluciones más importantes tienen que ver con aumentar la flota, en al menos un 20%, además de organizar un ingreso y egreso del trabajo para poder mover de las horas puntas alrededor del 30% de los viajes. Eso significa que dentro de los buses, y del Metro, se puedan generar ambientes mucho más espaciados”, explica Basso.

En relación a cerrar algunas avenidas para que el espacio sea usado por los peatones y así facilitar el distanciamiento social, señala que “esto podría evitar situaciones como las que vimos el lunes”.

“En Chile en general tenemos un déficit de veredas. Hay lugares donde éstas son simplemente insuficientes, sobretodo en lugares donde existen altas aglomeraciones, comercio informal, entre otras, que son fuentes de contagios”, agrega el experto en transporte.

En ese sentido, Basso indicó que se debe avanzar en un plan que incorpore, por ejemplo, la definición de algunas calles como peatonales, cambios en los semáforos que beneficien a la circulación más rápida de peatones, quitar algunos estacionamientos para habilitar ciclovías temporales o ensanchar las veredas. Asimismo, agregó que estas medidas podrían aplicarse en Estación Central y Santiago Centro.

Más Noticias

Más Noticias