Trump prohíbe a 3M continuar exportando mascarillas N95 y guantes quirúrgicos

El mandatario se acogió a la Ley de Protección de la Defensa Nacional (Defense Production Act), que permite al Gobierno mantener la producción de insumos críticos para el mercado interno y ordenar a las empresas que tienen fábricas en el extranjero a enviar todos los artículos hacia EEUU.

Trump prohíbe continuar exportando mascarillas y guantes quirúrgicos
Trump prohíbe continuar exportando mascarillas y guantes quirúrgicos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prohibió a la empresa 3M seguir exportando mascarillas médicas N95 y guantes quirúrgicos al extranjero, en medio de la crisis sanitaria que atraviesa el mundo por la pandemia del coronavirus (COVID-19).

El mandatario se acogió a la Ley de Protección de la Defensa Nacional (Defense Production Act), que permite al Gobierno mantener la producción de insumos críticos para el mercado interno y ordenar a las empresas que tienen fábricas en el extranjero a enviar todos los artículos hacia EEUU.

El jueves pasado, el republicano advirtió la situación a través de sus redes sociales. En un mensaje de su cuenta se Twitter, señaló: “Hoy golpeamos duro a 3M luego de ver lo que estaban haciendo con sus mascarillas… Tuvimos una gran sorpresa en el gobierno al descubrir lo que estaban haciendo. ¡Van a tener que pagar un alto precio!”. y posteriormente se refirió brevemente al caso en su punto de prensa.

Según The New York Times, un día después el jefe de Estado firmó un decreto, donde se ordena a las oficinas federales de salud y de emergencia usar su autoridad legal para preservar las mascarillas N95, mascarillas quirúrgicas y guantes quirúrgicos, sólo para uso doméstico dentro de los Estados Unidos.

Tras conocer la resolución, la empresa 3M rechazó la medida y aseguró que la misma puede tener “importantes consecuencias humanitarias”, además de señalar que se incumplirán compromisos internacionales.

El Gobierno de canadá, uno de los principales compradores de la compañía, aseguró que la normativa sería un “grave error”, considerando que el país no tiene fábricas de mascarillas N95, además de lo que significaría en el comercio internacional.

“Hay cientos de enfermeros en Windsor que van a trabajar a Detroit todos los días, y los estadounidenses dependen de ellos. Tenemos productos médicos y otros bienes esenciales que intercambiamos hacia ambos lados de la frontera. Cosas de las que dependen los estadounidenses”, afirmó el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, de acuerdo a información de la BBC.

A parte de Canadá, Latinoamérica es uno de los principales compradores del tapabocas N95, uno de los recomendados por los médicos para prevenir el contagio por coronavirus.

Más Noticias

Más Noticias