Van Rysselberghe asegura que ejerce la psiquiatría en la UDI: “Me piden de todo, no sólo ansiolíticos”

La senadora contó en una entrevista que anda con un talonario de recetas en la cartera, además de algunos pasajes de su experiencia como psiquiatra.

JVR asegura que ejerce la psiquiatría en la UDI: "Me piden de todo, no sólo ansiolíticos"
JVR asegura que ejerce la psiquiatría en la UDI: "Me piden de todo, no sólo ansiolíticos"

Me gusta mucho el Opus Dei porque es un movimiento que te ayuda a vivir el cristianismo en la vida corriente y tú decides ser buen cristiano y eso qué significa: trabajar bien, tratar bien a la gente con la que te toca convivir, esforzarte en ser honesto y no sólo en no robar, si no que en ser honesto intelectualmente… (…) La tentación es grande… portarse bien no siempre es fácil”.

Es parte de la reflexión hecha por la senadora Jacqueline Van Rysselberghe (UDI) en una entrevista en The Clinic Online, donde se refirió a distintos temas personales y también su visión sobre temas como la identidad de género. La gremialista, por ejemplo, afirmó de manera irónica que ejerce la siquiatría todos los días en la UDI y que, de hecho: “Tengo un talonario de recetas (risas)”.

¿Qué le piden? “De todo, no sólo ansiolíticos, de repente antibióticos… Si yo estudié muchos años en la universidad: 7 años medicina, 3 años de posgrado, y 2 años de diplomado en Psicología Gestáltica…”, afirma la senadora UDI, recordando algunos episodios de cuando ejerció en Concepción en el hospital psiquiátrico.

Van Rysselberghe contó que ha hecho electroschock durante su carrera y que “el electroshock es como yo, tiene mala prensa, pero es eficiente…“. “Ahora se hace con anestesia general y relajante muscular. En el primer año, cuando hice la beca, se hacían electroschock sin anestesia y era brutal, pero, en el fondo, tú induces una convulsión como epiléptica con una descarga eléctrica y eso te hace una especie de reseteo en el cerebro. Funciona y está demostrado científicamente”, asegura.

Sobre Identidad de Género

“En el tema de la ley de identidad de género, yo como psiquiatra entiendo perfectamente bien que hay personas que tienen una disconformidad entre su sexo biológico y su sexo psicológico, pero el sexo biológico no es un constructo intelectual, es una realidad física. Tú no puedes decidir biológicamente qué quieres ser; eres algo. Son la OMS y la Asociación Panamericana de Psiquiatría, no yo, quienes sostienen que si una persona no es capaz de aceptar lo que es, no puede negar que tiene un problema”, afirma la senadora sobre el proyecto.

A su juicio, “esa persona tiene un problema y hay que arreglar ese problema, pero tú no puedes decir que eso es lo corriente… O sea, si tú no eres capaz de aceptarte” y pone de ejemplo que “un alto tiene que ser capaz de aceptar que es alto, un bajo que es bajo“. En esa línea, la senadora dice que la identidad de género es un problema psiquiátrico.

“Lo dice la Asociación Américana de Psiquiatría y lo denomina disforia de género. Para resolver ese problema, esa incapacidad que tiene la persona de aceptar lo que es, en ocasiones, no siempre, se realiza la adaptación del sexo biológico al sexo psicológico. Se trata de personas que lo pasan muy mal y efectivamente tienen un problema que les afecta anímica y psicológicamente, porque muchas veces son discriminados, entonces hay que facilitar esa adaptación, pero eso tiene un abismo de distancia con enseñarle a los niños con decidir qué quieren ser”, afirmó.

JVR dice que las tasas de suicidio de personas trans “más altas aún cuando la decisión tomada es equivocada…” si se arrepienten del cambio. Hay estudios del Hospital John Hoppkins, que no es un hospital confesional ni católico ni nada, que plantean que cerca del 90% de las disforias de género en niños se resuelven espontáneamente después de la maduración, después de la adolescencia, y por lo tanto, lo que se recomienda prudentemente es contener a estos niños durante todo este proceso, de manera de que si esto persiste después de la adolescencia puedan adecuar su sexo biólogico a su sexo psicológico, pero que no resulta prudente hacerlo en niños.

La gremialista afirma que el proyecto será aprobado y que “es una batalla que ya está perdida (para ella)” porque “no están los votos en el Senado ni en la Cámara”.

Más Noticias

Más Noticias