Vecinos de San Borja se querellan por muerte de mascotas expuestas a gas lacrimógeno

La acción judicial fue declarada admisible el pasado 20 de febrero por parte del Séptimo Tribunal de Garantía de Santiago.

Vecinos de San Borja se querellan por muerte de mascotas por lacrimógenas
Vecinos de San Borja se querellan por muerte de mascotas por lacrimógenas

Vecinos del Barrio San Borja presentaron una querella por maltrato animal contra Carabineros, tras la muerte de dos mascotas, las cuales se habrían intoxicado por el gas lacrimógeno lanzado en la zona, durante el estallido social.

Según consignó radio Biobío, las perras Polilla y Clio eran paseadas de manera diaria por el parque San Borja, donde comían pasto.

>

Los animales de 13 años comenzaron a ver deteriorada su salud a partir de noviembre. Así, Polilla presentó gastroenteririts hemorrágica; mientras que Clio tuvo una pancreatitis. Esta última falleció el 14 de noviembre de un paro cardiorrespiratorio.

Por su pare, Polilla comenzó a presentar síntomas de pancreatitis y debió recibir la eutanasia ante el agravamiento de su condición.

Tras sus decesos, los veterinarios aconsejaron realizan exámenes post mortem a los caninos, además de tomar muestras del paso del barrio San Borja, para ver si la exposición a los gases lacrimógenos lanzados por Carabineros tuvo algo que ver con sus decesos.

En la querella se consigna que “parte del informe toxicólico de analítica del material lacrimógeno de can Clio folio nº96/141119, realizado por Vetlab de fecha 05 de diciembre de 2019, concluye que, entre otros resultados, ‘La presencia del analito en estudio, tanto en el control como en la muestra, confirma la exposición/intoxicación del paciente con agentes lacrimógenos del grupo funcional cloroacetofenonas como xenobiótico””, por lo que se determina que la causa de muerte de Clio fue intoxicación por exposición a agentes lacrimógenos, misma situación que habría afectado a Polilla.

La acción judicial fue declarada admisible el pasado 20 de febrero por parte del Séptimo Tribunal de Garantía de Santiago.

Cristián Apiolaza, abogado de la Defensoría de Derechos Animales, explicó que “las mismas personas y otros vecinos ayudaron a recoger cartuchos de las lacrimógenas que estaban esparcidos en el sector y también se hicieron pruebas toxicológicas de los cartuchos y se llegó a la conclusión de que eran los mismos componentes que generaron esta intoxicación y que terminó, concluyen, en la muerte de estas dos perritas”.

“En el Parque San Borja aparte de jugar también comían pasto. También se hace un informe toxicológico del pasto y el informe concluye que el pasto también tiene agentes lacrimógenos. Por eso ahí se hace la triangulación entre el tejido de la perrita, el pasto y el examen que se le hace a los cartuchos de lacrimógenas que se recogieron”, precisó.

Más Noticias

Más Noticias