Voto anticipado: el sistema usado en EE.UU. que debutaría en Chile en 2021

La modalidad estaría dirigida solo a personas con limitaciones en su movilidad -como son las personas en cárceles e internadas en hospitales- que estando habilitadas para votar, no pueden hacerlo.

Voto anticipado: el sistema usado en EE.UU. que debutaría en Chile en 2021
Voto anticipado: el sistema usado en EE.UU. que debutaría en Chile en 2021
Por:  María Gabriela Salinas

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos se mantienen en la polémica por acusaciones de fraude por parte de Donald Trump, esto por el conteo de los sufragios emitidos a través del voto anticipado, un mecanismo que haría su debut en Chile en 2021.

Así lo confirmó a EL DÍNAMO el presidente del Consejo Directivo del Servicio Electoral (Servel), Patricio Santamaría, explicando que la modalidad estaría dirigida solo a personas con limitaciones en su movilidad -como son las personas en cárceles e internadas en hospitales- que estando habilitadas para votar, no pueden hacerlo.

“Estamos tratando de avanzar en un compromiso personal que tuvo el Presidente Sebastián Piñera con el consejo directivo del Servel; quedamos de acuerdo que en las elecciones de 2021 debería ya considerar a estas personas. Estamos trabajando en el voto anticipado y eventualmente un tipo de voto domiciliario”, indicó Santamaría.

De igual forma, el representante del Servel aclara que “no queremos anticiparnos” respecto al sistema que podría aplicarse en Chile, ya que lo prioritario es “que funcione” y permita cumplir con lo que dice la ley y la Constitución, es decir, que el voto es secreto, personal, igualitario y voluntario.

Esta discusión tomó fuerza en los últimos meses a raíz de la pandemia del coronavirus, pero ya se había planteado anteriormente por agrupaciones ligadas a los Derechos Humanos, quienes buscan nuevos mecanismo para garantizar el derecho a voto a todas aquellas personas que están habilitadas para hacerlo.

“Desde el 2013 hemos estado trabajando para buscar soluciones y uno de los mecanismos es el voto anticipado. Pero, siempre tiene que ser presencial, ya que constitucionalmente el voto es personal y secreto, y un voto por correo no asegura estas características”, cuenta Santamaría.

Respecto a la implementación del voto anticipado en las futuras elecciones de 2021, el presidente del Servel dice que “nos interesaría que el Servicio Electoral pueda definir los tiempos, número de mesas y lugares para que se haga el proceso para que exista flexibilidad, pensando también en urnas móviles“.

Respecto a este último punto, cuenta Santamaría, la idea sería poder ir a centros penales u hospitales el día de la elección en miras a un sistema para un eventual voto domiciliario (destinado a personas con arresto domiciliario o que por salud no pueden salir de sus hogares), el que sea confiable y permita que los apoderados de los partidos también puedan participar del proceso como indica la ley.

“Hay personas que nos dicen ‘si todo funciona, ¿por qué están haciendo cambios’? Los cambios los estamos haciendo para tener una democracia más inclusiva”, concluye Santamaría.

Chile vs. Estados Unidos

El voto anticipado -entre otros- ha generado rumores de eventuales fraudes electorales en Estados Unidos. Así el caso de la elección que hoy enfrenta a Donald Trump y Joe Biden, con más de 95 millones de estadounidenses utilizando esta modalidad.

Patricio Santamaría aclara que hay diferencias importantes entre el sistema aplicado en Estados Unidos y en Chile, sobre todo en cuanto a la participación ciudadana en el proceso.

En Estados Unidos, los ciudadanos deben registrarse para votar, ya que la inscripción no es automática. Además, a diferencia de Chile, donde se utiliza el lápiz y el papel, los estadounidenses sufragan a través de un Sistema Electoral de Escaneo Óptico o Máquinas Electorales DRE, que dependen de la jurisdicción electoral local de cada estado.

“Es un proceso totalmente distinto: se vota por delegados de un colegio electoral y voto anticipado por correo o presencial”, agrega el directivo del Servel, destacando que Chile tiene un sistema que depende de una cadena de instituciones y humanos apoyando en el proceso.

“Está el Ministerio del Interior, Carabineros, la PDI, las FF.AA., el Ministerio de Defensa, la Cancillería, Correos de Chile, la Onemi, la Subtel, entre tantos otros, que ayudan a que este proceso sea confiable”, agrega Santamaría.

Otro de los aspectos a diferenciar es que en Chile se utiliza el conteo público de votos. En ese contexto, desde el Servel reconocen la importancia de la credibilidad en un sistema donde la ciudadanía es fundamental.

“Es imposible hacer una elección sin los vocales y el sistema de selección por sorteo que tenemos nos permite una garantía de transversalidad”, recalca el presidente del Servel, valorando también el aporte de los facilitadores, voluntarios y la sociedad civil para poder llevar a cabo el Plebiscito, los que junto a los votantes generan un control social en el proceso.

Voto electrónico

Desde hace años se ha debatido si es necesario un voto electrónico en Chile. Frente a esto, Patricio Santamaría dice a EL DÍNAMO que “es un buen negocio, pero no es necesario”.

Según explica el directivo del Servel, esta modalidad de voto solo se utiliza en elecciones generales en Brasil, la India y Venezuela, y de forma parcial en Estados Unidos, “donde vemos que están complicados”.

Santamaría recuerda la elección de George W. Bush frente a Al Gore en 2003 ante denuncias de fallas en los sistemas electrónicos. Agrega que en Alemania se estableció que el sistema electoral debe ser lo suficientemente simple como para que el más humilde de los ciudadanos lo entienda.

“Cuando hay que tomar un curso de informática o asesorase para entender el proceso que hace una máquina, junto con deshumanizarlo y avanzar a una sociedad que desvaloriza a la persona, además del gasto enorme que significa para el Estado, no se justifica”, dice el mandamás del Servel.

Otro de los defectos que se ven desde el Servicio Electoral es que, en el caso de un voto online, no hay controles para saber si no hay suplantación de identidad, mientras que no se asegura la transmisión de los datos desde los computadores personales de forma efectiva para el conteo final.

“El otro caso es una máquina que reemplaza a los cinco vocales. Uno igual tiene que hacer la fila y en vez del lápiz y el papel hay que apretar un botón… Si uno quisiera hacer un fraude en proceso de unas 45 mil mesas, lo podrá hacer en una en dos, pero con los sistemas electrónicos, un hacker podría hacerlo en millones de votos”, concluye Santamaría.

Propuesta en la Cámara

En la Cámara de Diputados hoy existe una propuesta de voto anticipado y voto por correo, iniciativa que se ingresó en septiembre de este año.

La diputada del PPD Andrea Parra planteó la modalidad para adultos mayores, personas con problemas de diversidad funcional; que se encuentren en cuarentena por motivos de salud; estén en grupo de riesgo; o se encuentren en prisión preventiva,. Para ello, se instalarían mesas especiales en lugares específicos días antes de la elección.

La iniciativa fue firmada por Daniella Cicardini (PS), Marcela Hernando (PR), Carolina Marzán (PPD), Ximena Ossandón (RN), Andrés Longton (RN), Joanna Pérez (DC), Catalina Pérez (RD) y Camila Vallejo (PC).

Más Noticias

Más Noticias