"Un mal chiste", por Federico Willoughby

¿Saben? Hay pocas cosas que me molestan más que la gente que es fome y cree que es divertida. Esos tipos prepotentes que en pleno asado o comida se tiran un chiste flojo, generalmente obsceno y/o racista e impostan una risa fuerte, casi gritona que, por desgracia, siempre encuentra algún despistado que empatiza y también se pone reír.

Por:  El Dínamo

Más Noticias

Más Noticias