Negocios

5 claves para entender la crisis económica de Iván Zamorano

Millonarias demandas de los bancos BCI, Itaú y Santander tienen en la banca a "Bam Bam". ¿Cómo llegó a esta situación el ex futbolista?

Por:  El Dínamo

1) Nada hacía presagiar: Entre diciembre de 2012 y agosto de 2013, las cifras de Iván Zamorano eran buenas: aunque a fines de 2012 presenta una deuda impaga de $8.790.000, logra terminar ese período sin tener pasivos impagos.

2) El principio del fin: La cosa se pone color de hormiga a partir de septiembre de 2013. A esa fecha, el patrimonio del ex futbolista registra una deuda impaga de 296.704 millones de pesos, la que en diciembre alcanza los $348.372.000. Alza que continúa en enero 2014 ($372.725.000) y que llega a un tope en el mes de mayo con $1.944.176 millones.

3) Las demandas: Es en este escenario de pasivos insolutos que los bancos BCI, Itaú y Santander, recurren a los tribunales y presentan sendas querellas por cifras que superan los 1600 millones de pesos (BCI), $300 millones (Itaú) y 301 millones de pesos (Santander).

4) ¿Por qué se endeudó tanto?: Los dineros solicitados por Zamorano correspondían a créditos indirectos destinados a apoyar a tres de sus empresas (Inca Sociedad de Inversiones Limitada, Sociedad de Inversiones Santa Alicia Limitada y Ciudad Deportiva Iván Zamorano). Entidades a las que los bancos simplemente no consideraron solventes, por lo que el ex jugador debió avalar los préstamos con su patrimonio personal.

5) ¿Cuál es su mayor problema?: Curiosamente, el mayor dolor de cabeza financiero para “Bam Bam” se lo debe al que probablemente es su proyecto más querido: la Ciudad Deportiva. Esta fue su inversión más importante una vez retirado de las canchas, y en su momento se empinó por los 15 millones de dólares.

Datos: La Segunda

Más Noticias

Más Noticias