Negocios

El lado empresarial del "Matador" Salas

En una situación que contrasta con el difícil momento que pasa Iván Zamorano, los negocios del ex goleador de la "Roja" son singularmente exitosos.

Por:  El Dínamo

El ex futbolista Marcelo Salas, estrella en equipos como Universidad de Chile o River Plate, ha sabido demostrar que es un “Matador” dentro y fuera de la cancha. Y es que en su faceta de empresario, sus logros no han sido menores.

Una productora de eventos, un par de recintos deportivos, una empresa agrícola  y, por supuesto, Deportes Temuco, forman parte de los actuales intereses del ex jugador. Situación que contrasta con el duro momento que vive su  “socio” en la recordada dupla “Za-Sa” de la Selección Chilena de Fútbol, Iván Zamorano, quien enfrenta demandas millonarias en su contra por parte de 3 bancos.

“En el trabajo, lo mío es un tema más comercial. Me dedico a las reuniones, a hacer contactos, al cierre de negocios” confesó Salas en una reciente entrevista con la revista Capital. “Es mi función. Tenemos lo de Deportes Temuco, tenemos un tema agrícola con mi familia, con la producción de arándanos. Llevamos cinco o seis años. Nuestra temporada es de diciembre a marzo. Exportamos a Asia, Estados Unidos, Europa. Ahí tengo reuniones con exportadores, compradores. Y en general, todos los días debo supervisar algo. Los recintos deportivos, en Viña y Temuco, donde tenemos arriendo de canchas de futbolito. Con la productora hemos tenido harta actividad. Hicimos la despedida de Rivarola, trajimos a Messi. Ahora mismo estamos en un torneo infantil con Scotiabank en cinco ciudades: Temuco, Antofagasta, Viña, Santiago y Concepción”, explica.

Esto no es improvisado. “Antes de que me retirara, compré la oficina. Pensé hasta en las entrevistas que te hacen, para no darlas en mi casa. Mejor es tener un lugar para decir acá estoy. La verdad es que a mí me gusta conversar con alguien y conocer ideas. Claro, a veces me lleno de cosas, y, como dice la juventud, me prendo al tiro. Ahora tenemos inauguraciones en el norte con unas mineras, junté a 15 del equipo de Francia 98 para un partido a beneficio. Me programo mes a mes y domino mi agenda. Y si quiero programo una semana y no hago nada para tener tiempo. Lo rico de esto es que yo manejo mi día a día”, manifiesta.

Consultado respecto a si cuando recién habías salido campeón con la “U” ya pensaba en ésto, el crack manifiesta que “yo creo que uno viene marcado, y además influye la gente que te rodea. Siempre se tiene información, y si hay jugadores que no arman algo, no es porque no se lo hayan dicho. Es un tema de interés. Yo siempre quise aprender, mejorar. Cuando volví de Argentina la última vez, estudié Gestión y Marketing Deportivo en la Gabriela Mistral. En la noche. Mis compañeros me veían llegar y me decían que para qué venía. A mí me interesaba mejorar. Aparte, por mis hijas, me interesa que ellas puedan decir mi papá trabaja, es un empresario exitoso, fue a la universidad, estudia, habla idiomas, viajamos”, dice con no poco orgullo.

Las cualidades del “Matador” estaban claras desde niño, y no solo en lo futbolístico. “En mi casa me decían: oye tienes que armar algo, tú que eres tan ordenado. Y a mí me quedaba dando vueltas. Yo voy absorbiendo hasta el día de hoy”.

¿Lo ayudó pasar por tantos clubes y ver experiencias de otros compañeros invirtiendo? “Mucho. Soy muy observador. Y entiendo que no sé todo. Hay muchos que creen que saben todo y no es así. Yo escucho a todas las personas, y si puedes quedarte con algo, mejor. Me gusta sobre todo lo de los negocios (…) Siempre fui muy precavido. Cuando estuve jugando guardé mi plata. La única inversión que hice fue comprar un campo después del Mundial, que fue muy buena. Escuché a mi papá y él le apuntó. Es un campo en Freire, camino a Villarrica, lo compré hace 15 años y la plusvalía ha sido casi un mil por ciento. Pero cuando jugaba, no me preocupé de eso. Ya al final partí con las canchas en Viña, dos hectáreas. Empecé a ver qué iba a hacer. También vino lo de los arándanos. Llevamos unos años en eso, y ya estamos construyendo un packing, la cadena de frío”, subraya Salas.

Más Noticias

Más Noticias