Negocios

Publican norma que permitirá transparentar créditos

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, valoró este miércoles la oficialización del Reglamento sobre Créditos Universales, el cual permitirá transparentar y comparar el costo de los créditos, beneficiando a cerca de 10 millones de consumidores que participan del mercado crediticio. Esta norma, que forma parte de la III Reforma al Mercado de Capitales (MKIII), fue aprobada en su último trámite en agosto del año pasado y su reglamento de aplicación fue publicado hoy en el Diario Oficial.

Por:  Constanza Dougnac

El ministro de Hacienda, Felipe
Larraín, valoró este miércoles la oficialización del Reglamento
sobre Créditos Universales, el cual permitirá transparentar y
comparar el costo de los créditos, beneficiando a cerca de 10
millones de consumidores que participan del mercado crediticio.

Esta norma, que forma parte de la III
Reforma al Mercado de Capitales (MKIII), fue aprobada en su último
trámite en agosto del año pasado y su reglamento de aplicación fue
publicado hoy en el Diario Oficial.

Al respecto, el secretario de Estado
explicó que actualmente existen actores muy heterogéneos en el
mercado crediticio (bancos, cooperativas, casas comerciales, cajas de
compensación, etc.), sobre todo en el segmento de créditos de
consumo, sin una regulación uniforme, lo que genera altos costos de
búsqueda debido a la entrega también heterogénea de la
información.

Esto se suma a que los costos de cambio
(una vez que se entra en un contrato de crédito) también son altos,
lo que reduce la movilidad de los consumidores y la competencia en el
sistema. Por lo mismo, dijo, es clave contar con una adecuada
regulación que garantice que el precio final a pagar por un crédito
se dé a conocer en forma clara y transparente antes de su
adquisición.

El ministro precisó que el reglamento
establece a las instituciones financieras la obligatoriedad de
ofrecer un conjunto de productos estándar, los “créditos
universales”, así como la publicación, en un lugar visible
para el público, de un instrumento que facilite la comparación de
precios, la “carga anual equivalente”.

“Esta medida aumentará la
transparencia y potenciará la competencia en el mercado del crédito,
para los créditos hipotecarios, de consumo y tarjetas de crédito,
que son los más utilizados por los ciudadanos”, enfatizó
Larraín.

El jefe de las Finanzas Públicas
detalló que el establecimiento de los llamados “créditos
universales” permitirá la estandarización del producto
(crédito de consumo, hipotecario, tarjeta de crédito), sin “ventas
atadas”, ya que otros servicios asociados deben cobrarse por
separado, explicitando su costo. Además la estandarización de
información mínima en contratos y estados de cuenta, y de los
seguros y tipos de comisiones que se pueden cobrar en estos créditos.

Asimismo, la creación del indicador
“carga anual equivalente” permitirá presentar en un solo
“precio” todos los cargos implícitos en un contrato de
crédito (tasa de interés, costos legales y comisiones, entre
otros), lo que facilitará la comparación del costo real de un
crédito de similares características entre distintos oferentes.

El ministro de Hacienda, Felipe
Larraín, afirmó que “esperamos que con estos productos
estándar exista mejor información y, con ello, más competencia por
los créditos básicos (hipotecarios, de consumo y de tarjetas de
crédito)”.

Según el reglamento publicado hoy en
el Diario Oficial, la supervisión de estos productos estará a cargo
de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF),
de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) y de la
Superintendencia de Seguridad Social (Suseso) mientras que la
información y protección de los consumidores quedará en manos del
Servicio Nacional del Consumidor (Sernac).

Más Noticias

Más Noticias