Negocios

Sernac: Kilo de pan presenta diferencias de hasta 74% en Santiago

El conflicto originado la semana pasada por las fuertes alzas anunciadas por los productores de pan sigue elevándose como la levadura. El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) reveló los resultados de un estudio que determinó el costo promedio del kilo de uno de los productos básicos de la canasta familiar y que mostró sensibles diferencias.

Por:  Christian Palma

El conflicto originado la semana pasada por las fuertes alzas anunciadas por los productores de pan sigue elevándose como la levadura. El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) reveló los resultados de un estudio que determinó el costo promedio del kilo de uno de los productos básicos de la canasta familiar y que mostró sensibles diferencias.

Así las cosas, los valores más elevados para el pan corriente se registraron en el sector oriente  ($1.190 por kilo), mientras el precio más bajo se detectó en el sector sur ($685)

El análisis mostró también que en una misma zona, específicamente, el sector poniente de la capital, existen diferencias de hasta 50%, con un mínimo de $700 y un máximo de $1.049 por kilo. En palabras simples, esto significa que el consumidor que escoja la alternativa más barata en ese lugar podrá ahorrarse hasta$349 por kilo de pan corriente.

En el centro de Santiago, se puede encontrar el kilo de pan corriente a $913 en promedio. El mínimo detectado en esta zona fue de $849, mientras que el máximo alcanzó los $990 por kilo (diferencia de 16,6%  o $141).En la zona norte, el pan corriente se ubicó en los $896 promedio con un mínimo $760 y un máximo de $999. Esto es una diferencia de 31,45% ($239).

En el sur, el kilo de pan corriente promedió los $908, (mínimo de $685 y máximo de $990), una diferencia de 44,53% o $305 por kilo.En el poniente, el precio promedio fue de $881 (diferencia de 49,8%) con un mínimo de $700 y un máximo de $1.049 (diferencia de $349) y en el oriente, el kilo de pan corriente promedio los $1.014 por kilo, con una diferencia de 40,16% encontrándose desde $849 por kilo y un máximo de $1.190.($341 de diferencia).

El muestreo del Sernac se aplicó a 96 locales; 28 supermercados y 68 panaderías de 5 sectores de Santiago, los días 5 y 6 de mayo.

Actitud Vigilante

Conocidos estos datos, el ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, aseguró que el gobierno ha tomado una actitud vigilante respecto a una posible concertación para aumentar el precio del alimento.“Como gobierno mantenemos una actitud vigilante respecto de la eventual ocurrencia de algún acuerdo para subir precios… Existe preocupación por el anuncio de algunas panaderías relativas a un aumento fuerte en el precio del pan…El hecho de que este anuncio haya sido en forma simultánea por varias panaderías, obviamente despierta una inquietud al respecto. Y para esos efectos, la encuesta es un valioso instrumento que le permite a la Fiscalía Nacional Económica ver si hay efectivamente indicios de esa situación”, explicó.

Fontaine agregó que “en un mercado competitivo, si los precios son elevados, se pierden los clientes porque la gente busca las alternativas más baratas. Por ello, el estudio del Sernac entregará esta información útil”.

Con anterioridad, la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), sostuvo que el incremento debe situarse en torno a los $90 el kilo y no en los $300 como anunciaron los panaderos.En este escenario, el secretario de Estado añadió que la propuesta de los consumidores de establecer un IVA diferenciado que reduzca de 20% a 5% el cargo para los alimentos “no es viable porque los impuestos son necesarios para financiar el gasto público y los programas sociales para los más pobres y aquí el IVA juega un precio crucial”.

Por su parte, Juan Antonio Peribonio, director del Sernac, señaló que se realizarán estudios periódicos del precio del pan con el fin de evaluar la magnitud de las alzas y orientar a los consumidores en la compra de este producto para hacer rendir mejor su presupuesto.

El conflicto se vive y siente en el bolsillo de la ciudadanía, dada la sensibilidad de un producto clave para la canasta familiar. Sin embargo, también ha escalado a niveles políticos.

La senadora Ximena Rincón (DC) instó al gobierno a aplicar medidas urgentes para morigerar los efectos que las alzas de los precios de los combustibles y, principalmente, del pan están provocando en la clase media y en los más pobres del país.Según Rincón, existe una holgura presupuestaria gracias al alto precio del cobre, por lo que el Ejecutivo debería entregar un bono de invierno a quienes están sufriendo por el incremento del costo de vida.Mientras que la bancada RN calificó de “muy preocupante” el aumento del precio de pan y pidió al Sernac investigar y derivar los antecedentes a la FNE.

Más Noticias

Más Noticias