Negocios

Trabajadores de La Escondida: la empresa “no tiene la voluntad de resolver conflicto”

La huelga que mantienen cerca de 2 mil 400 trabajadores de la minera aumentará hoy sus adherentes, pues se sumarán otros 7 mil operarios subcontratados. Además, el vocero del Sindicato N°1 manifestó que son 15 los puntos pendientes en la negociación.

Por:  UPI

Tras seis días de huelga, y en entrevista con radio ADN, el vocero del Sindicato N°1 de la mina, Marcelo Tapia, explicó que están en una “negociación colectiva no reglada con la empresa”, y que eso fue lo que “gatilló” la negociación colectiva del 2009.

En la misma línea, el dirigente gremial aseguró que “En esa negociación quedó firmado un protocolo por la compañía, en el cual quedaron 15 puntos pendientes que iban a ser resueltos a más tardar el día 10 de mayo de 2010. Como usted comprenderá estamos en julio de 2011 y esos problemas no se han resuelto porque la compañía no ha tenido la voluntad de resolver”.

Entre los temas pendientes se encuentran, entre otros, los problemas de salud y el aspecto de los horarios y la asistencia.

Al respecto, dijo que “Los trabajadores entran a la mina con un estado de salud normal y con el paso del tiempo van adquiriendo enfermedades ocasionadas por el trabajo (…) Entonces cuando el trabajador está enfermo y ya no puede trabajar la compañía lo lanza a la calle sin ningún tipo de indemnización referente a la enfermedad profesional”.

Otro de los temas pendientes, el de los horarios y el control de asistencia, se debe a que según Tapia “No tenemos reloj de asistencia, por lo tanto están violando la ley. Entonces ahora cuando la administración amenaza a nuestros trabajadores de que van a ser desvinculados los que están paralizados, yo les pregunto: ¿cómo sabe usted si el viejo no vino a trabajar si no tiene reloj de asistencia?”.

Por otro lado, hoy se sumarán unos 7 mil subcontratistas a la paralización. Actualmente hay 2 mil 400 trabajadores aproximadamente que están en protesta. En relación a estos nuevos miembros, Tapia aclaró que los subcontratistas tienen su propio pliego de negociación.

“Ellos tienen un problema y hay que decirlo, bastante más precario que nosotros. Tienen problemas por ejemplo en habitación. Acá en la mina existe una especie de ghetto, donde están los empleados de la compañía, nosotros y ellos están separados como a tres kilómetros, en otro tipo de campamento y con otras condiciones. Consideramos que somos trabajadores igual. Los vamos a apoyar y esperamos que les vaya bien en sus justas demandas”, concluyó.

Más Noticias

Más Noticias