Opinión

Abordar integralmente los problemas medioambientales

Claramente, la ley que prohíbe el uso de plásticos de un solo uso es un avance, pero aún necesitamos que los reglamentos estén entrelazados, porque cuando como país armamos normativas para el medio ambiente, las miramos por separado. Deberíamos generar leyes, como ésta, pero también llevar a cabo iniciativas desde otros ministerios.

La ley de plásticos de un solo uso destaca que las botellas de bebidas tendrán que tener una proporción de plástico reciclado, entre otros aspectos. AGENCIA UNO/ARCHIVO
La ley de plásticos de un solo uso destaca que las botellas de bebidas tendrán que tener una proporción de plástico reciclado, entre otros aspectos. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Carmen Gloria Ide

A comienzos de 2022, en pocos más de cinco meses, se prohibirán los plásticos de un solo uso, de acuerdo a la normativa que intenta proteger al medio ambiente y disminuir la generación de residuos. Es así como se sacarán del mercado las bombillas, individuales, vasos, bandejas y cubiertos, todos de plástico, además de una larga lista de otros elementos. Junto con esto, los envases de plástico tendrán que estar elaborados por materia orgánica y las botellas desechables se fabricarán con un porcentaje de material reciclado.

Esta es una iniciativa que se suma a los esfuerzos de concientización que se están llevando a cabo. Pero si analizamos cifras que llegan de ministerios y de otras entidades, nos damos cuenta de que como país tenemos varios problemas medioambientales que no estamos abordando. Según el Ministerio del Medio Ambiente, en Chile se generan alrededor de 1,19 kilos de residuos municipales al día por habitante. Asimismo, el 79% de la basura se deposita en rellenos sanitarios. Y si ya esto es preocupante, un reporte de Oceana y Plastic Ocean indica que en nuestro país se desechan anualmente más de 23 mil toneladas de plásticos de un solo uso, lo que equivale a la huella de carbono que generaría una persona en auto al dar la vuelta a la tierra aproximadamente 5.300 veces.

Claramente, la ley que prohíbe el uso de plásticos de un solo uso es un avance, pero aún necesitamos que los reglamentos estén entrelazados, porque cuando como país armamos normativas para el medio ambiente, las miramos por separado. Deberíamos generar leyes, como ésta, pero también llevar a cabo iniciativas desde otros ministerios, donde se promueva la innovación y considerar siempre el desarrollo y opiniones desde la ciencia, y así promover la elaboración de nuevos materiales, por ejemplo. Tienen que existir normativas que impidan la generación de residuos, pero también soluciones integrales a estas problemáticas.

La ley de plásticos de un solo uso destaca que las botellas de bebidas tendrán que tener una proporción de plástico reciclado. Así que tenemos esa invitación, para que lo reciclado lo volvamos a utilizar como materia prima. Ya no hablamos de residuos, sino de materia prima, y lentamente nos comenzamos a acercar a procesos relacionados con la economía circular.

Chile tiene varios problemas medioambientales, por lo que es importante movilizarnos en esto. Se trata de un problema generalizado que debe ser abordado por todas las autoridades, las empresas públicas y privadas y también desde los territorios promoviendo mayor participación ciudadana en estas temáticas.

Más Noticias

Más Noticias