Opinión

Boric y las mentiras

Si bien ahora, a diferencia de antes resulta fácil descubrir al mentiroso, porque existen registros de Twitter y de las entrevistas y debates, no desconozcamos la habilidad que estos tienen para transformarse en camaleones, y en vez de ponerse rojos, recurran al expediente de reconocer derechamente y a la cara que o se equivocaron en lo que dijeron.

Boric con el fin de obtener votos y ganar posiciones de poder, es capaz también contradecirse una y otra vez.
Boric con el fin de obtener votos y ganar posiciones de poder, es capaz también contradecirse una y otra vez.
Por:  Christian Aste

La mentira convive con nosotros y lo hace desde que somos niños. No hay nadie que yo conozca que no haya mentido. Las mamás de hecho, paradójicamente, lo hacen cada vez que le advierten a su hijo que si mienten le crecerá la nariz como Pinocho.

Si las personas mentimos, más lo hacen los políticos. Ya no para no ser excluidos o discriminados, o para evitar un mal que consideran injusto, sino simplemente para conseguir votos y acceder al poder. Saben que si dicen lo que en verdad piensan o quieren hacer, se exponen a que mucha gente disienta de ellos, y no los voten.

Un ejemplo paradigmático es Chávez, quien sin ningún descaro varias veces dijo que él creía en la democracia, en la libertad económica y en el emprendimiento. Sin embargo, una vez que logró a base de mentiras su propósito, se sacó la máscara y decretó una y otra vez expropiaciones, ordenó detenciones contra sus detractores, y persiguió a los periodistas. En definitiva, acabó con la democracia venezolana.

Recuerdo lo anterior, luego de escuchar a Boric primero en el último debate presidencial en el que hizo varias afirmaciones falsas. Señaló, por ejemplo, en el minuto 44:27, que Kast planteaba en la página 172 de su programa de gobierno un subsidio solo para mujeres casadas, en circunstancia que eso no es verdad. Al revés, en el programa tras consignar en la página 171 número 676 que promoverá un subsidio que financie el cuidado de los hijos en casa por parte de los abuelos y parientes, y agregar en el número siguiente que apoyaría a todos los niños, sean nacidos o no dentro de un matrimonio, y establecer en el número 694 que le otorgará un monto mensual a la madre (no dice casada) o al padre (no dice casado) para que lo destine al cuidado de sus hijos sea en sala cuna, sala de cuidado comunitaria o cuidadoras particulares, precisa bajo el número 682 que se otorgarán subsidios a los planes de salud para la pareja casada. En ninguna parte dice que quitarán beneficios a las mujeres que no están casadas.

En el minuto 44:35, señaló que Kast en la página 51 de su programa proponía subirle la pensión sólo a jubilados de las Fuerzas Armadas, en circunstancia que lo que dice el programa en esa página y bajo el número 117 es que se aumentarán los aportes previsionales que deben ir a sus cuentas individuales, lo que no es distinto a lo que se propone para los civiles en las páginas 94 y 95, en el que indica bajo el número 294, que debe subirse el pilar solidario por una pensión básica universal con cargo a los ingresos generales de la nación – número 295. En el minuto 44:50, aseveró que en la página 171 del programa de Kast se quería obligar a una madre violada a ser madre, pese a que este, en ninguna parte dice eso. Por el contrario, lo que dice es que los médicos que por razones de consciencia se opongan a abortar, derecho que la ley hoy contempla, puedan negarse a hacerlo. Eso se llama libertad.

Sin embargo, Boric con el fin de obtener votos y ganar posiciones de poder, es capaz de mentir y también contradecirse una y otra vez. Dice hoy que reniega contra los violentistas que saquearon y destruyeron el país, pero el 22 de octubre del año 2020 en su calidad de diputado ofició al Presidente para que no se querellará contra los delincuentes. Luego, y en una entrevista, expresó que él legitimaba la desobediencia civil y que gracias a ella se había avanzado sustancialmente en Chile. En la primera vuelta, y con tal de captar el voto del PC, en junio del año 2021 señaló que si son gobierno retirarían todas las querellas, y promoverían indultos especialmente por delitos contra la propiedad cometidos en las revueltas.

Después y ya en segunda vuelta, y ahora con el objeto de ganarse el voto moderado, expresó el 24 de noviembre del año 2021, que no se podía indultar a las personas que quemaron iglesias o saquearon supermercados. Pero no solo eso, hoy reniega del terrorismo, pese a que antes no solo se juntó con uno de los asesinos del senador Jaime Guzmán en Francia, sino que además públicamente reivindicó el legado de sangre y muerte del Frente Terrorista Manuel Rodríguez. Como si fuera poco, califica de fascista a Kast y a quienes lo apoyan, ignorando por completo que Benito Mussolini creador del fascismo dijo y sin ambages que éste, o sea, el fascismo, rechazaba frontalmente las doctrinas del liberalismo, tanto en el campo político como económico, que son precisamente las ideas que defienden no solo Kast, sino también Parisi y Sichel.

Dice que quiere que el país crezca y que las Pymes emprendan, pero a la vez quiere; desintegrar el sistema tributario, incrementar los costos de la mano de obra, aumentar los impuestos y ampliar el gasto público, sin hacerse cargo ni del despilfarro ni de la eficiencia del Estado.

Resulta risible que el mismo personaje que en una canción que calificaba como insulto radical, expresaba con el aplauso cerrado de la audiencia y de quien lo entrevistaba que su deseo era “mear en un casco militar, quemar una bandera de Renovación Nacional y ver tirado en una basural a uno que otro puto general…”, hoy disfrazado de conciliador convoque a todos para su proyecto político, mismo que Daniel Jadue consideraba parecido en más de un 90% al programa del Partido Comunista.

Si bien ahora, a diferencia de antes resulta fácil descubrir al mentiroso, porque existen registros de Twitter y de las entrevistas y debates, no desconozcamos la habilidad que estos tienen para transformarse en camaleones, y en vez de ponerse rojos, recurran al expediente de reconocer derechamente y a la cara que o se equivocaron en lo que dijeron, o que lo dijeron pero en un contexto distinto.

Cabe finalmente enfatizar sí, que aunque esta estrategia de mentir descaradamente todavía funciona porque siempre hay ingenuos y crédulos que hacen realidad lo que afirmaba Goebbels, en orden a que “una mentira repetida mil veces se convierte en realidad”, nunca es posible engañar a todos.

Por lo anterior, y apelando al insigne Abraham Lincoln, que odiaba a los mentirosos, me limito a sugerirle a la gente que vota que lea una de sus frases, dirigida precisamente a los políticos camaleónicos y mentirosos: “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo”.

Más Noticias

Más Noticias