Opinión

Ciudadanos por una política colaborativa

Hoy Chile se merece construcciones colectivas, colaborativas, reflexivas y no carreras personales que pasan por alto el bien común e, incluso, el respeto y la lealtad hacia los antiguos correligionarios. Como Ciudadanos, vamos por Yasna y por una nueva forma de hacer política.

Proclamación de Yasna Provoste como candidata presidencial por la DC, en Plaza de Armas de Vallenar. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Proclamación de Yasna Provoste como candidata presidencial por la DC, en Plaza de Armas de Vallenar. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  María Ignacia Gómez

La participación en la vida democrática no se reduce a ser miembro de un partido o a instancias de discusión de regulaciones o normas en el Parlamento, sino que se amplía a un continuo de acciones que van desde participar en reuniones de condominios, asambleas estudiantiles, reuniones de apoderados, entre otros espacios de deliberación, tal como lo describe el PNUD en su reporte titulado “Auditoría a la Democracia”. Como partido político, en Ciudadanos hemos incentivado que todos nuestros miembros, amigos y simpatizantes lleven este mismo espíritu, desde sus espacios más íntimos hasta instancias donde se define quiénes nos representarán en los gobiernos comunales, regionales, nacionales.

En consecuencia con esto, hemos cultivado el debate interno y la comunicación fluida al interior del conglomerado para validar democráticamente cada una de nuestras decisiones. La más importante del último tiempo fue apoyar a la candidata presidencial de la Democracia Cristiana, Yasna Provoste, en la travesía que ha decidido emprender, rumbo a La Moneda, con todos los desafíos que los tiempos anteponen.

Como partido, nos decidimos a dar nuestro apoyo porque fuimos invitados a co-construir un proyecto colectivo con una mirada distinta, que concibe la política como el resultado de una lógica colaborativa y de un actuar grupal, sin caudillos, caudillismos, descalificaciones, personalidades que consideran que los espacios políticos les pertenecen ni búsquedas de réditos personales. Queremos dejar atrás aquellos estilos que, de manera individualista, agreden o denostan.

Hoy estamos trabajando arduamente por esta nueva forma de construir en política, que implica asumir el cambio histórico que estamos viviendo y dejar atrás para siempre las malas prácticas por las cuales la clase política se desprestigió. Creemos, también, en la libertad de nuestros partidarios que decidieron tomar caminos divergentes y los respetamos y alentamos a seguir sendas que los identifiquen. Hoy Chile se merece construcciones colectivas, colaborativas, reflexivas y no carreras personales que pasan por alto el bien común e, incluso, el respeto y la lealtad hacia los antiguos correligionarios. Como Ciudadanos, vamos por Yasna y por una nueva forma de hacer política.

Más Noticias

Más Noticias