Opinión

¿Cómo avanzar hacia un turismo más sustentable post pandemia?

La pandemia ha sido un promotor en la importancia de comunicar el turismo como un sector que necesita mucha autorregulación. Esto implica intensificar los esfuerzos para sensibilizar a las autoridades y al sector privado para abordar prácticas de sustentabilidad en las empresas y fortalecer la gestión de los destinos.

A nivel local, también aparece la necesidad de readaptarse a un fuerte aumento de turistas nacionales y a una disminución de visitantes extranjeros. AGENCIA UNO/ARCHIVOA nivel local, también aparece la necesidad de readaptarse a un fuerte aumento de turistas nacionales y a una disminución de visitantes extranjeros. AGENCIA UNO/ARCHIVO
A nivel local, también aparece la necesidad de readaptarse a un fuerte aumento de turistas nacionales y a una disminución de visitantes extranjeros. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Fernando Aizman

La recuperación que vemos en las llegadas masivas a sectores turísticos y los impactos que esto genera, demuestran que los desafíos que debemos abordar como país son urgentes. Sobre todo, cuando vemos en todo el mundo un renovado interés por los viajes a sitios de alto valor natural y cultural; lo que nos obligará a mejorar la coordinación entre los prestadores de servicios turísticos y los responsables de estos lugares.

Producto de la pandemia, a nivel local también aparece la necesidad de readaptarse a un fuerte aumento de turistas nacionales y a una disminución de casi el 80% de visitantes extranjeros, lo que se ve dificultado por el miedo a nuevos contagios. Esta situación ya la vivimos en 2020 con el bloqueo de carreteras, e incluso una localidad costera que se declaró en “pie de guerra” contra los turistas, lo que ciertamente fue una respuesta a la incertidumbre del momento, como lo reveló una investigación realizada por un equipo de la Escuela de Expediciones y Ecoturismo de la USS, publicada el año 2021 en una revista científica internacional especializada en turismo.

Si bien, algunos destinos se han preparado para la esperada reactivación, en otros ya se observan nuevamente problemas de atochamiento y un probable colapso tanto de servicios básicos como de infraestructura en algunas zonas naturales de importancia que ya estaban sobrecargadas antes de 2020. Previo a la pandemia había, por lo menos, 16 áreas silvestres protegidas que presentaban problemas derivados de las altas visitas en época estival.

Este colapso trae consigo amenazas a la biodiversidad, como son los incendios forestales; impacta negativamente en la experiencia que obtendrán los visitantes y a las personas que administran estos lugares; viéndose afectada la sostenibilidad de la industria, que basa su promoción en los paisajes y en la naturaleza del país. 

Estamos conscientes de que el país enfrenta una situación crítica en el turismo internacional, ya que hemos retrocedido a las cifras de llegadas de turistas extranjeros que teníamos hace 30 años, pero la preocupación es: ¿Cuáles son las perspectivas de avanzar hacia un proceso de desarrollo más sustentable del turismo en Chile post pandemia?

Una reciente investigación también realizada por la Escuela de Ingeniería en Expediciones y Ecoturismo de la Universidad San Sebastián concluyó que todavía el 36% de los actores relevantes que pueden impulsar un desarrollo más sustentable del turismo en Chile no conoce o conoce solo parcialmente el verdadero alcance de este concepto y en el caso de los municipios es aún más bajo.

Junto con lo anterior, un 67% estima que el compromiso del sector turismo con la sustentabilidad es regular, aunque creciente; y el 25% piensa que el nivel de compromiso es bajo o muy bajo.

La pandemia ha sido un promotor global en la importancia de comunicar el turismo como un sector que necesita mucha autorregulación y un comportamiento preventivo de parte de las personas. 

Esto implica intensificar los esfuerzos para sensibilizar a las autoridades locales y al sector privado para abordar con la debida urgencia prácticas de sustentabilidad en las empresas y fortalecer la gestión de los destinos, especialmente en aquellos que se han declarado oficialmente en Chile como “Zonas de Interés Turístico”, que tienen el desafío de completar sus planes de acción y responder a la visión estratégica que se propusieron.

Pero, además, es un llamado a todos a entender que podemos generar un impacto positivo en los lugares a los que vamos, hacer un cambio en nuestro comportamiento, viajar de forma informada y planificada, entendiendo que hay un patrimonio natural y cultural que proteger.

*Columna desarrollada con la colaboración de Humberto Rivas, académico de Ingeniería en Gestión de Expediciones y Ecoturismo USS.

Más Noticias

Más Noticias