Opinión

Cómo la contratación internacional aporta valor a la gestión de talento para las grandes empresas

Las compañías que incorporan dentro de su gestión de personal a la contratación internacional como una opción perciben que, además de la posibilidad de sumar talento que no siempre está disponible en sus mercados y del valor de la diversidad que estos perfiles le aportan a la organización, también pueden retener profesionales que buscan relocalizarse por motivos personales y que son valiosos para la empresa.

Latinoamérica es la región de más rápido crecimiento en contratación internacional, con un +3300% de incremento interanual. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Latinoamérica es la región de más rápido crecimiento en contratación internacional, con un +3300% de incremento interanual. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Natalia Jiménez

La pandemia del Coronavirus provocó cambios en el mercado laboral. Tras los primeros indicios de la reactivación de la economía, se observan nuevas tendencias en el mundo del trabajo que, más allá de los efectos del aislamiento, llegaron para quedarse y se presentan como soluciones que pueden aportar al crecimiento de las compañías.

El contexto pandémico aceleró los procesos de digitalización a nivel mundial y empujó a las empresas que aún no lo tenían implementado a instalar el trabajo remoto para cuidar el bienestar de sus colaboradores. Así, el efecto de esta coyuntura puede considerarse un acelerador de cambios. Esta evolución brinda las condiciones necesarias para que la contratación de talento internacional sea considerada como una buena herramienta para hacer crecer los equipos de trabajo, sin fronteras ni limitaciones. Si hay algo que demostró la pandemia es que el trabajo es una acción y no un lugar.

Las compañías que incorporan dentro de su gestión de personal a la contratación internacional como una opción perciben que, además de la posibilidad de sumar talento que no siempre está disponible en sus mercados y del valor de la diversidad que estos perfiles le aportan a la organización, también pueden retener profesionales que buscan relocalizarse por motivos personales y que son valiosos para la empresa.

En el caso de Chile, el crecimiento exponencial que han tenido grandes compañías ligadas, por ejemplo, al retail, con la operación de marcas en varios países de Latinoamérica, permite la adopción de talento para cubrir las necesidades de la operación en otros mercados, sin tener que reubicar a sus colaboradores. Otro sector en el que la contratación internacional puede ofrecer una solución es en tecnología. Según datos brindados por la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología de la Información AG (ACTI), en 2021 la brecha de profesionales de IT en el país alcanzó a 5 mil personas. En ese caso, la incorporación de perfiles profesionales globales permite subsanar esa brecha y, al mismo tiempo, ayuda a generar culturas laborales más diversas. Esta diversidad incluye el acceso a más y mejores conocimientos y nuevas ideas, lo cual amplía la productividad y rendimiento en las empresas.

Según cifras obtenidas en nuestra operación, Latinoamérica es la región de más rápido crecimiento en contratación internacional, con un +3300% de incremento interanual, y Chile está entre los países que más contratan talento global junto con México. Otro dato interesante para destacar es que, en muchos de estos casos, las empresas buscan talento dentro del continente: Argentina, Colombia, México y Perú representan el 70% de las contrataciones internacionales de la región. Al mismo tiempo, el 51% de las compañías latinoamericanas que contratan internacionalmente incorporan talento proveniente de más de un país. Todo ello representa crecimiento no solo para la industria local sino también para los mercados regionales.

De esta forma, el talento global y regional aporta valor a las compañías y fortalece el cambio con una mayor capacidad de ensayar nuevas y mejores estrategias. No se trata sólo de un grupo de trabajadores multicultural o que hable varios idiomas: significa atraer profesionales que han vivido y trabajado en diferentes entornos y poseen buenas herramientas para adoptar nuevos enfoques en el día a día. De forma tal que las compañías y los trabajadores – sean free-lance o a tiempo completo – puedan dedicarse exclusivamente a fortalecer los equipos y a hacer crecer el negocio.

Más Noticias

Más Noticias