Opinión

Compromiso con la Educación Técnico Profesional

En este mes, en el que estamos celebrando los 80 años de la Educación Técnico Profesional, es importante considerar que, según datos del Servicio de Información de Educación Superior (SIES), el 58% de la matrícula de primer año 2022 corresponde a carreras técnico-profesionales.

Respecto a los temas pendientes, aún queda por acercar posiciones para que los institutos profesionales puedan entregar postgrados a nivel técnico profesional. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Respecto a los temas pendientes, aún queda por acercar posiciones para que los institutos profesionales puedan entregar postgrados a nivel técnico profesional. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  José Tomás Cordero

Posicionar la Educación Técnico Profesional (TP) en términos concretos y reales, como fuente de formación de capital humano con el rol fundamental de promover el desarrollo de la productividad, debería ser el principal interés de todas las autoridades involucradas en esta área.

La subsecretaria de Educación Superior, Verónica Figueroa, aseguró durante el Consejo de Rectores de Vertebral que el gobierno promoverá el fortalecimiento de la educación técnico profesional y le dará un estándar político, es decir, se pondrá en la agenda pública.

Considero que este es un gran paso para establecer una hoja de ruta propia del sector que implique avanzar en el Marco de Cualificaciones existente para fortalecer la articulación entre el sector formativo y las necesidades productivas a nivel nacional y regional.

En este mes, en el que estamos celebrando los 80 años de la Educación Técnico Profesional, es importante considerar que, según datos del Servicio de Información de Educación Superior (SIES), el 58% de la matrícula de primer año 2022 corresponde a carreras técnico-profesionales.

En este sentido, se debe reconocer la relevancia de este subsistema que abre oportunidades de desarrollo personal y social, pero que necesita del apoyo de todas las instituciones que entregan educación TP y del gobierno.

Se requiere entonces de un plan de financiamiento incluyente que permita realizar las acciones, tanto instrumentales como académicas, involucradas en el Marco de Cualificaciones Técnico Profesional, que reconoce los aprendizajes formales e informales de las personas, democratizando así el acceso a la educación y asegurando un tránsito fluido hacia el mundo del trabajo.

Respecto a los temas pendientes, aún queda por acercar posiciones para que los institutos profesionales puedan entregar postgrados a nivel técnico profesional. Un tema de gran relevancia, pues permitiría escalar en los niveles de perfeccionamiento de los estudiantes y así responder de manera especializada a las demandas productivas del país.

Los temas ya están definidos y espero que todos los actores involucrados opten por dar un apoyo adecuado para su desarrollo, pues creo firmemente que la Educación Técnico Profesional está llamada a ser uno de los pilares del crecimiento de Chile.

José Tomás Cordero
Vicerrector Académico Instituto Profesional IACC
 

Más Noticias

Más Noticias