Opinión

Desafíos de la industria agrícola en Chile

Un ejemplo a seguir para Chile,  es lo que ha realizado el gobierno canadiense, quien adjudicó millones de dólares a proyectos que se basan en la economía circular y que permite  revolucionar la agricultura.

Es importante que Chile, tome cartas en el asunto, involucrando proyectos agrícolas líderes en tecnología sustentable y así lograr con hechos concretos que la agricultura asegure alimento para la población. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Es importante que Chile, tome cartas en el asunto, involucrando proyectos agrícolas líderes en tecnología sustentable y así lograr con hechos concretos que la agricultura asegure alimento para la población. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  José Godoy Toku

¿Qué significa la agricultura para la humanidad y la industria nacional? Según las perspectivas del PIB agrícola para este año rondará el 3% y 4%, lo que dependerá en gran parte de la situación climática, especialmente de las lluvias. Pero hoy en día reflejamos aumentos significativos en el precio de los alimentos que consumen las personas ¿Por qué? Este aumento se origina por la variabilidad de la industria mundial, pero en el mercado interno podemos observar que se ve influenciado por el costo fijo, los fertilizantes han aumentado un 150% los últimos 12 meses.

Si contextualizamos, durante más de un siglo las prácticas industriales modernas han tenido impacto medioambiental adverso, nos referimos a la sobreexplotación de los recursos naturales, contaminación de tierras y aguas, cambio en el uso de la tierra, pérdida de biodiversidad, emisiones de gases, entre muchas otras. En las próximas décadas se producirán cambios profundos en los sistemas alimentarios mundiales, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), que son enfáticos en advertir que, a mediados de siglo, el mundo podría alcanzar “un umbral de calentamiento global en el que las prácticas agrícolas actuales ya no puedan sustentar a las grandes civilizaciones humanas”.

Un ejemplo a seguir para Chile,  es lo que ha realizado el gobierno canadiense, quien adjudicó millones de dólares a proyectos que se basan en la economía circular y que permite  revolucionar la agricultura y potenciar el trabajo de los agricultores para adoptar prácticas sostenibles. Al mismo tiempo, mejoran la rentabilidad de sus propios cultivos, a través de un biofertilizante de última generación, que impide que los micronutrientes se filtren en el suelo, carbono neutral y que en consecuencia estos se transforman en gas de efecto invernadero. Este proviene de las cáscaras de las semillas de arvejas, lentejas, otros cereales o plantas, que se consideran residuos y no tienen una segunda vida, lo que asegura alimentos para los próximos años, y por supuesto, alimentos de calidad.

Nuestro país se ha convertido en un importante foco para los actores del mercado sustentable y sostenible, ya que se logran identificar patrones en la sociedad política que buscan la protección de la biodiversidad y la Tierra. Lo podemos ver en el compromiso del Acuerdo de Escazú firmado por el Presidente Gabriel Boric, documento que valida y ratifica el pacto que tiene el país con los asuntos medioambientales.

Es importante que Chile, tome cartas en el asunto, involucrando proyectos agrícolas líderes en tecnología sustentable y así lograr con hechos concretos que la agricultura asegure alimento para la población. Además, que cambie el paradigma de la industria agrícola siendo líderes en LATAM,  apoyando  alianzas gubernamentales y del sector privado, que permitan que el desarrollo del mercado se convierta en sustentable y sostenible en el tiempo.
 

Más Noticias

Más Noticias