Opinión

Día Internacional de la Educación

La efeméride es propicia para reflexionar sobre el valor de la educación como un derecho humano, un bien público y una responsabilidad colectiva. Sin una educación de calidad, inclusiva y equitativa para todos, los países no lograrán alcanzar la igualdad de género ni romper el ciclo de pobreza.

Este 24 de enero se celebra el cuarto Día Internacional de la Educación. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Este 24 de enero se celebra el cuarto Día Internacional de la Educación. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Ricardo Sobarzo

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 24 de enero como el Día Internacional de la Educación para poner de relieve el papel que la educación desempeña en la consecución de la paz y el desarrollo de las naciones.

La efeméride es propicia para reflexionar sobre el valor de la educación como un derecho humano, un bien público y una responsabilidad colectiva. Sin una educación de calidad, inclusiva y equitativa para todos y de oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida, los países no lograrán alcanzar la igualdad de género ni romper el ciclo de pobreza que deja rezagados a millones de niños, jóvenes y adultos.

En esa línea, es menester destacar el invaluable rol de la Formación Técnico Profesional de nivel medio y superior. Esta última escogida por más de medio millón de jóvenes estudiantes y adultos trabajadores, y que les permite no sólo insertarse rápidamente en el campo laboral, sino que representa un verdadero vehículo de movilidad social al posibilitar el progreso en sus desarrollos de vida.

Con el tiempo la Educación Superior Técnico Profesional (ESTP) se ha robustecido como subsistema educacional al tener un grado mayor de relevancia en la implementación de políticas públicas, además, cuenta desde hace más tiempo con una alta valoración por parte de las familias chilenas, que ven este tipo de formación como una opción de calidad, oportuna, que abre puertas y ofrece oportunidades.
 

Más Noticias

Más Noticias