Opinión

Educación superior técnico profesional: su rol educacional, social y medioambiental

Este tema es vital para el desarrollo. Según la Global Footprint Network (GFN), actualmente se necesita el equivalente a 1,5 planetas para alcanzar los recursos que usamos cada año.

Luego de más de dos años de tramitación en el Congreso, se aprobó en enero la primera Ley de Eficiencia Energética de Chile (Agencia UNO/Chile)
Luego de más de dos años de tramitación en el Congreso, se aprobó en enero la primera Ley de Eficiencia Energética de Chile (Agencia UNO/Chile)
Por:  Marcelo Lucero

Desde 1998 cada 5 de marzo conmemoramos el Día Mundial de la Eficiencia Energética, creado en la primera conferencia internacional de la instancia, celebrada en Austria, y que estableció como foco la utilización de la energía de la forma más eficiente y crear consciencia sobre el cuidado de la misma.

Este tema es vital para el desarrollo. Según la Global Footprint Network (GFN), actualmente se necesita el equivalente a 1,5 planetas para alcanzar los recursos que usamos cada año, en tanto que se proyecta para 2030 la equivalencia a dos planetas Tierra, por lo cual la eficiencia energética ayuda a que protejamos el planeta y a emitir menos CO2 a la atmósfera, reduciendo el efecto invernadero.

Ante ello, y luego de más de dos años de tramitación en el Congreso, se aprobó la primera Ley de Eficiencia Energética de Chile en enero pasado, promoviendo el uso racional y eficiente de los recursos energéticos para contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas, la productividad, la competitividad económica y reducir las emisiones de contaminantes. Esto, aumentando la eficiencia energética de nuestros edificios, electrodomésticos, vehículos y fábricas.

Con relación a ello, AIEP definió la creación de un Comité de Sustentabilidad, como, asimismo, medir su huella de carbono y lograr la neutralidad de esas emisiones al 2030, añadiendo que desde julio de 2020 formamos parte de la Red de Campus Sustentable, organización que agrupa a instituciones de educación superior y que tiene como uno de sus ejes la sustentabilidad y que los procesos formativos generen egresados responsables por el ser humano y el medio ambiente.

De igual manera, desde la Escuela de Construcción e Ingeniería, hemos hecho patente ese sello en nuestro currículo académico, además de implementar carreras como Técnico en Edificación Sustentable e Ingeniería en Electricidad y Energías Renovables, diseñando soluciones de rehabilitación energética con criterios medioambientales con criterios de calidad y sustentabilidad, incorporando principios de Economía Circular y la comprensión de los distintos procesos que afectan a la sociedad y cómo generar acciones que vayan en pos del mejoramiento de la calidad de vida de las personas.

Más Noticias

Más Noticias