Opinión

Elecciones presidenciales: derecho y deber

El establecimiento tendrá que permanecer abierto hasta concluido el proceso de escrutinio público. Sin perjuicio de ello, el llamado es a ser responsable y empáticos con los vocales de mesa, quienes estarán durante todo el día esperando a los electores, y luego de nuestro sufragio les queda la misión de contar los votos y cerrar el proceso.

Los vocales, electores y apoderados deberán adoptar y respetar las medidas necesarias para no entorpecer o demorar el proceso de votación y escrutinio. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Los vocales, electores y apoderados deberán adoptar y respetar las medidas necesarias para no entorpecer o demorar el proceso de votación y escrutinio. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Carolina Araya

Sin duda, este año nos ha tocado elegir y tomar decisiones respecto a muchas de nuestras autoridades, lo cual debemos valorar, pues es el único medio democrático que tenemos para expresar válidamente nuestra opinión. La participación es la única garante de dar un respaldo sólido y profundo a las decisiones que como pueblo adoptemos, no olvidando que estos cargos de elección popular se tienen que elegir con respeto.

El Servicio Electoral (Servel) acordó y publicó una serie de instrucciones y medidas para disminuir al mínimo las posibilidades de propagación del virus y así reducir el temor de ir a votar, amparado en las facultades que le otorga nuestra actual Constitución, complementada por la Ley Orgánica Constitucional sobre Sistema de Inscripciones Electorales y Servicio Electoral, la Ley Orgánica Constitucional sobre Votaciones Populares y Escrutinios, y la Ley N° 21.257 que faculta al Servel a dictar las normas e instrucciones necesarias para el desarrollo de los procesos electorales, promoviendo y colaborando con la participación ciudadana.

Es este sentido, se ha instruido instalar las mesas a las 08:00 horas, pudiendo comenzar a funcionar con al menos tres vocales. A partir de las 09:00 horas, el delegado de la Junta Electoral deberá designar a los vocales que falten hasta completar el mínimo de tres necesario para poder funcionar, prefiriendo a electores que se ofrezcan voluntariamente. Los vocales, electores que asistan a votar y apoderados deberán, en todo momento, adoptar y respetar las medidas necesarias para no entorpecer o demorar el proceso de votación y escrutinio en las mesas receptoras de sufragio y, además, portar mascarilla, mantener distanciamiento físico mínimo de un metro y utilizar frecuentemente alcohol gel para desinfectarse las manos. Los vocales deberán procurar una atención expedita a los electores, y estos deberán sufragar de forma rápida con el propósito que permanezcan el menor tiempo posible en el lugar.

Respecto al cierre de la votación y escrutinio, a las 18:00 horas del día 19 de diciembre, si existieren filas con electores al exterior de los locales de votación esperando a sufragar, el delegado y el jefe de la fuerza pública deberán permitir su ingreso. En tanto, el presidente de la mesa deberá comprobar al final de la jornada si todavía existiesen electores, dentro o fuera del local de votación, esperando cumplir con su deber cívico.

El establecimiento tendrá que permanecer abierto hasta concluido el proceso de escrutinio público. Sin perjuicio de ello, el llamado es a ser responsable y empáticos con los vocales de mesa, quienes estarán durante todo el día esperando a los electores, y luego de nuestro sufragio les queda la misión de contar los votos y cerrar el proceso, por lo que es recomendable no llegar a los locales de sufragio a última hora.

Más Noticias

Más Noticias