Opinión

Escasez hídrica: un problema del que todos nos tenemos que hacer parte

En el Día Mundial del Agua, la invitación es a tomar un vaso, pero de conciencia y compromiso para cuidar este precioso bien. Cada pequeña acción suma.

Más del 70% de las personas en zonas rurales de nuestro país no tiene un acceso digno al agua potable. AGENCIA UNO/ARCHIVOMás del 70% de las personas en zonas rurales de nuestro país no tiene un acceso digno al agua potable. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Más del 70% de las personas en zonas rurales de nuestro país no tiene un acceso digno al agua potable. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Matías Achondo

El Día del Agua es una fecha fundamental para recordarnos lo importante y vital de este elemento. Damos por sentado que al abrir una llave, tendremos agua para tomar, lavarnos o regar, y no sabemos -o nos hacemos los sordos– que más del 70% de las personas en zonas rurales de nuestro país no tiene un acceso digno al agua potable. Ante esta dura realidad, como Wrangler, nos acercamos el año 2021 a colaborar con Desafío Levantemos Chile en su iniciativa Desafío Agua para Chile para entregar una solución definitiva a 40 personas en la comuna de Padre las Casas, en la novena región de nuestro país, otorgándoles acceso al agua potable. Un pequeño grano de arena que significa un cambio radical en la vida de estas 10 familias.

La escasez hídrica es un problema real, y nos enfrentamos a probables racionamientos en el corto plazo según los expertos. Por esto resulta esencial que las marcas nos preocupemos por esta problemática. En Wrangler venimos trabajando en diferentes puntos de nuestra cadena de producción para reducir el consumo y el impacto de nuestros productos. Con respecto a las materias primas, se trabaja con algodón orgánico, cáñamo (que utiliza un quinto del agua que usa el algodón), además de algodones y sintéticos reciclados.

En cuanto al teñido, hemos incorporado técnicas como Crystal Clear que consume un 58% menos de agua o la revolucionaria Indigood, una técnica de teñido mediante espuma que ahorra más del 90% del agua y un 60% de la energía, significando a la fecha más de 7 mil millones de litros de agua.

Finalmente, en cuanto a la terminación de los productos, estos pasan por un desgaste con láser en lugar del tradicional “lavado” del denim, el cual utilizaba muchos litros de agua. Estos esfuerzos son aportes fundamentales para una industria más sustentable.

Invito a más empresas y privados a sumarse a iniciativas como la de Desafío Levantemos Chile u otras fundaciones que buscan solucionar problemáticas, que muchas veces, no son fáciles de resolver con prontitud por parte de los municipios. Invito al mismo tiempo a las personas a hacer pequeños esfuerzos como, por ejemplo, elegir marcas conscientes o cambiar la manera en que nos lavamos los dientes. Cada pequeña acción suma, y las grandes marcas estamos haciendo cambios para nuestras industrias.

Te invito a tomar un vaso, pero de conciencia y compromiso en el día a día para cuidar este precioso bien.

Matías Achondo,
gerente de Marketing de Wrangler

Más Noticias

Más Noticias