Opinión

¿Hacia un plan único de salud?

La idea de un plan universal de salud para todos los ciudadanos, en el cual se busque asegurar la cobertura en medicamentos y diversas prestaciones que hoy no la tienen, ni en los centros de salud públicos ni privados, va en la línea correcta y coincide con la realidad actual de nuestro país.

Con el nuevo Gobierno hay que llegar a un gran acuerdo nacional que nos permita avanzar en mejoras sustanciales en el sistema de salud. AGENCIA UNO/ARCHIVOCon el nuevo Gobierno hay que llegar a un gran acuerdo nacional que nos permita avanzar en mejoras sustanciales en el sistema de salud. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Con el nuevo Gobierno hay que llegar a un gran acuerdo nacional que nos permita avanzar en mejoras sustanciales en el sistema de salud. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Agustín Romero

La pandemia ha dejado miles de estragos y los sigue provocando. A la fecha, van casi 40 mil muertos, más de 2,2 millones de contagiados y un preocupante aumento en las enfermedades mentales que aún están por conocerse y que puede representar otra crisis por sí misma, además de las consecuencias en la economía, pese a que se han recuperado casi el 90% de los empleos perdidos durante la crisis sanitaria, según el Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la Universidad Católica.

Lo único positivo de esta crisis sanitaria –aparte del exitoso plan de vacunación- ha sido el trabajo en conjunto entre el sistema de salud público y el privado, lo que ha permitido contar con una red nacional de camas críticas y UCI a lo largo de todo el país, que de acuerdo con el Ministerio de Salud no nos ha llevado al dilema ético y profesional de la “última cama”, es decir, decidir a qué paciente salvar, según sus expectativas y esperanzas de vida.

Esta positiva experiencia en que trabajan de forma mancomunada hospitales públicos, universitarios, de ramas castrenses y clínicas privadas, demuestra que se puede hacer algo similar con el sistema de salud en general y que esto no solo se quede circunscrito a una coyuntura de salud que permitió generar esta red de salud vía decretos de leyes.

En esta misma línea, existen muchas voces en la sociedad que buscan llegar a un gran acuerdo que nos permita avanzar en mejoras sustanciales en el sistema de salud chileno. Me parece que la idea de un plan universal de salud para todos los ciudadanos, en el cual se busque asegurar la cobertura en medicamentos y diversas prestaciones que hoy no la tienen, ni en los centros de salud públicos ni privados, va en la línea correcta y coincide con la realidad actual de nuestro país.

El objetivo es que todos los chilenos tengan acceso a un plan de salud universal integral con una cobertura adecuada que atienda todas las necesidades de las personas, que debería ser el mismo para todos sin diferencias por nivel socioeconómico, sexo o edad.

De acuerdo con la Asociación de Isapres, alrededor de 10 millones de personas todos los años hacen uso del sistema privado de salud, esto es el 50% de la población. Por lo que evidentemente no son las personas que están en el sistema privado exclusivamente, sino que son los pacientes que también están en Fonasa, pero que van a buscar una atención para recibir un diagnóstico rápidamente y con eso pasar a la segunda etapa, que es el tratamiento.

Con el nuevo Gobierno que asume el 11 de marzo hay que llegar a un gran acuerdo nacional, como se hizo con la Pensión Garantizada Universal (PGU), que nos permita avanzar en mejoras sustanciales en el sistema de salud, sin destruir lo bueno que tiene cada uno y sin estatizarlo por completo. Desde mi punto de vista, proponer un sistema único atrapado mayoritariamente por el Estado es bastante arriesgado, y creo que existen otros caminos que podrían ser más eficientes y dar una solución a corto plazo.

Más Noticias

Más Noticias