Opinión

La lectura de cuentos en tiempos de cuarentena: algunas recomendaciones para niños y niñas en edad preescolar

La lectura de cuentos favorecerá la regulación emocional de grandes y pequeños al interior del hogar. Para los más creativos, también pueden inventar una canción para convocar a este momento del día. Las rutinas diarias traen calma y seguridad a los más pequeños y pequeñas del hogar.

La lectura de cuentos en tiempos de cuarentena: algunas recomendaciones para niños y niñas en edad preescolar
La lectura de cuentos en tiempos de cuarentena: algunas recomendaciones para niños y niñas en edad preescolar
Por:  Paulina Pizarro

No se ha discutido lo suficiente en torno a si los niños y niñas de educación parvularia deberían tener clases a distancia. Y parece evidente que no. O al menos no en la modalidad virtual que están recibiendo miles de infantes chilenos.

Entonces, ¿qué está pasando con la educación infantil en Chile? Grandes esfuerzos se observan desde las páginas web de Junji e Integra para apoyar a padres, madres y cuidadores y cuidadoras primarios que conviven a diario en este confinamiento con niños y niñas en edad preescolar.

Las investigaciones confirman que los párvulos deben pasar el menor tiempo posible frente a pantallas, y que no deberían exponerse a éstas antes de los 2 años. Y en tiempos de COVID-19, cuando la apuesta es por las clases a distancia vía remota, parece paradójico que debamos mantener a los más pequeños y pequeñas alejados de éstas. Pese a ello, parece inevitable que algunos hogares, muy probablemente los más vulnerables, sólo puedan acceder a material de buena calidad para favorecer su desarrollo cognitivo y socioemocional a través de diversas fuentes tecnológicas.

Diversos estudios dan cuenta de la importancia de la lectura diaria en niños y niñas en edad preescolar. Esto tiene enormes beneficios. Por ejemplo, ampliar el vocabulario y el lenguaje oral, favorecer la comprensión de textos orales, expresar las emociones e identificarse con los personajes de los cuentos, extender sus estructuras gramaticales y sintácticas que favorecen su desarrollo del lenguaje, generar momentos de placer y goce a través de la lectura de cuentos, entre muchos otros.

Entonces, ¿cómo lograr una buena “lectura”, que sea significativa y entregue estos beneficios a través de la tecnología? Acá algunas sugerencias:

  1. La rutina diaria del cuento: un cuento al día como mínimo. Los beneficios de la lectura de textos infantiles están relacionados con la cantidad de texto que “leen” y escuchan los niños y niñas. Mientras más, mejor.
  2. Acompañe al niño o niña a escuchar y observar el cuento. Hacer hincapié en el éste, independiente si este es visto a través de alguna red social o tecnológica. Dele valor al contenido, es decir, al cuento y no al medio (la tecnología).
  3. Escuchar y observar el “libro” infantil muchas veces. Mientras más veces el niño o niña escuche el mismo cuento, es más probable que comprenda mejor lo que acontece en él.
  4. Conectarse al 100% con el niño o niña. Sólo disfruten el texto. Simplemente estar presente junto con su hijo o hija mientras disfrutan de este momento sagrado.
  5. Comente junto al niño o niña antes, durante y/o después de escuchar el cuento. Puede realizar preguntas que estén relacionadas con el libro, con la historia o bien que se puedan establecer conexiones a sus propias experiencias. Siempre será bueno para el aprendizaje compartir preguntas y comentarios del texto.

Además, la lectura de cuentos favorecerá la regulación emocional de grandes y pequeños al interior del hogar. Para los más creativos, también pueden inventar una canción o aprenderse alguna canción para convocar a este momento del día. Las rutinas diarias traen calma y seguridad a los más pequeños y pequeñas del hogar. Con esto sabrán que, pase lo que pase, al menos una vez al día tendrán su momento de exclusividad para escuchar el cuento junto a un adulto significativo en los tiempos difíciles que estamos viviendo en la actualidad.

Más Noticias

Más Noticias