Opinión

¿Por qué se generaliza un prejuicio negativo sobre el pueblo mapuche?

El prejuicio negativo al pueblo mapuche se fundamenta en la distribución masiva de imágenes negativas de conflictos particulares de algunos miembros de la colectividad, lo que no representa a la totalidad de las personas del mundo mapuche ni sus prácticas cotidianas.

Las ideas que tengamos de nuestro propio pueblo, o de otras colectividades que nos sean ajenas, estarán sujetadas en las imágenes que hagan referencia a esa comunidad particular. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Las ideas que tengamos de nuestro propio pueblo, o de otras colectividades que nos sean ajenas, estarán sujetadas en las imágenes que hagan referencia a esa comunidad particular. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Manuel Letzkus Palavecino

Los pueblos y las naciones son comunidades de múltiples personas, las cuales tienen elementos en común, pero también presentan una diversidad interna que limita su homogeneidad. Dado que las personas pertenecientes a un pueblo o una nación no conocen a todos sus integrantes, la única manera de pensar en esta colectividad es imaginársela.

Es por esta razón que las colectividades nacionales y los pueblos en general, son comunidades fundamentalmente imaginarias. Para poder construirlas, representarlas y comunicarlas, es necesario contar con imágenes que se compongan en el plano subjetivo de cada persona. Estos insumos imaginarios pueden estar fundados en hechos históricos evidenciables o en creencias culturales, que no son susceptibles de evidencia científica, pero también pueden anclarse en símbolos de todo tipo, como económicos, en el caso del mineral oro; militares, en el caso de las armas, o religiosos en el caso de creencias colectivas.

Las ideas que tengamos de nuestro propio pueblo, o de otras colectividades que nos sean ajenas, estarán sujetadas en las imágenes que hagan referencia a esa comunidad particular. Estas imágenes pueden provenir de la educación formal, de la socialización familiar o de los medios de comunicación de masas, como la televisión y las redes sociales. En el caso de que algún proveedor de imágenes difunda escenas negativas sobre alguna colectividad particular, éstas se transforman en parte del stock de insumos disponibles para imaginar a esa comunidad. De la misma forma, lo que se invisibiliza u oculta de ese grupo social, será separado de los componentes imaginarios que lo conforman.

El prejuicio negativo al pueblo mapuche se fundamenta en la distribución masiva de imágenes negativas de conflictos particulares de algunos miembros de la colectividad, lo que no representa a la totalidad de las personas del mundo mapuche ni sus prácticas cotidianas. Y a esas personas ajenas al conflicto no se las muestra en televisión ni se le toman fotografías de sus logros profesionales o aportes a la sociedad, invisibilizando estos componentes para la imaginación de las personas, las cuales se quedarán con las escasas imágenes que empañan una comunidad con mucha más riqueza social que la que se muestra masivamente, lo que nos obliga a protegerlos y salvaguardarlos en su dignidad como grupo social.

Académicos del Departamento de Gestión Organizacional UTEM
Manuel Letzkus Palavecino
David Álvarez Maldonado
 

Más Noticias

Más Noticias