Opinión

¿Qué implica la llegada del 5G?

esta nueva tecnología de comunicaciones inalámbrica e inteligencia artificial traerán prosperidad, mejorarán la calidad de vida de las personas y permitirán avanzar de forma substancial en inclusión digital.

Hace pocas semanas en La Moneda, el Presidente Sebastián Piñera dio inicio al despliegue de la tecnología 5G en Chile. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Hace pocas semanas en La Moneda, el Presidente Sebastián Piñera dio inicio al despliegue de la tecnología 5G en Chile. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Kenneth Pugh

El 5G o la quinta generación de tecnologías de telefonía móvil aumentarán la velocidad de nuestras conexiones, reducirán al mínimo la latencia (tiempo de respuesta de la web) y multiplicarán exponencialmente el número de dispositivos conectados. En palabras simples, estaremos conectados a todo, todo el día, y en el menor tiempo posible, por ejemplo, con la domótica o tecnologías “smart home” que nos permiten estar conectados a todos los aparatos del hogar como cámara, lavadora, refrigeradores, entre otros, como a nivel edificios, semáforos, automóviles, etc. en ciudades o “smart cities” y también en todos los sectores industriales, porque se habilita la automatización avanzada.

Hace pocas semanas en La Moneda, el Presidente Sebastián Piñera dio inicio al despliegue de la tecnología 5G en Chile, que permitirá una cobertura masiva y de mayor calidad dando un gran salto adelante en igualar oportunidades y cerrar la brecha digital que existe en nuestro país.

Se espera en un año y medio lograr una cobertura a nivel nacional, y esto es gracias a la forma en que Chile hizo las cosas, pues acá hubo una licitación pública en la que las empresas se adjudicaron parte del espectro por bloques para el desarrollo de esta nueva tecnología, que además, debe ofrecer los mejores precios para los usuarios. Esto nos convierte en pioneros en Latinoamérica al ser los primeros en ofertar espectro con cobertura nacional para esta red, en varias frecuencias, incluso de las más altas que se operan actualmente.

En este momento, ya existen varias compañías que en la Región Metropolitana están ofreciendo estos servicios sin costo adicional para sus clientes y muchas universidades están probando en sus laboratorios esta nueva tecnología, gracias a nanoceldas instaladas en sus laboratorios.

Entre las bondades del 5G no sólo está el poder conectarse más rápido para ver Netflix o descargar un archivo pesado, sino que nos permitirá automatizar tareas y funciones que hacían los seres humanos y hoy las podrán realizar las máquinas. En la minería contaremos cada vez más con camiones y otras maquinarias manejadas a distancia aprovechando la mayor velocidad de conexión, y permitirá el mejor funcionamiento en los autos autónomos o en cualquier vehículo que tenga conexión a Internet, ya que esa información en tiempo real entregada de forma más veloz ayudará, por ejemplo, a saber el estado de las carreteras, si hay algún accidente o variable atmosférica. La data brindará mejores decisiones para los conductores reduciendo los accidentes. Pero para que esto ocurra se requiere tratar de forma inteligente todos estos datos y es ahí donde entra el más valioso recurso; el talento digital, para desarrollar soluciones industriales con apoyo de la Inteligencia Artificial (IA).

Con la llegada de esta red de alta velocidad a regiones queremos dejar atrás esas imágenes que dieron la vuelta al país de estudiantes y profesores arriba de los cerros, árboles o techos de sus casas buscando señal de Internet para conectarse a sus clases virtuales. Pero también queremos que se creen nuevos ecosistemas de conocimiento e innovación y que desde regiones se puedan generar soluciones y productos en base al desarrollo de capacidades que se creen con recursos del Estado y privados, como, por ejemplo, el concurso de Corfo para establecer un centro de soluciones basadas en 5G e IA para los sectores industriales.

Cabe destacar que en la última medición a nivel global, Chile tiene la segunda conexión a Internet más rápida del mundo, sólo siendo superado por Singapur, gracias a los avances que hemos tenido en despliegue de fibra óptica, esencial para el despliegue del 5G. Nuestro país pasará a la vanguardia también en el hemisferio sur por esto, y lograremos conectar todas nuestras comunas, incluidas las insulares del pacífico y el territorio chileno antártico, si desplegamos los proyectos con visión de Estado tal como lo está haciendo Desarrollo País, la empresa estatal de infraestructura estratégica.

Si bien esta nueva tecnología de comunicaciones inalámbrica e inteligencia artificial traerán prosperidad, mejorarán la calidad de vida de las personas y permitirán avanzar de forma substancial en inclusión digital, debe ser acompañada de la debida seguridad de la información y de la seguridad de la infraestructura crítica de la información, la que debe estar resguardada legalmente, con consciencia de las personas para que conozcan los riesgos de estar más conectados a Internet y así afianzar una nueva cultura de confianza digital. Para lograr esto, se están tramitando en el congreso nacional dos proyectos relacionados con la seguridad informática que forman parte del gran sistema nacional de ciberseguridad: la nueva ley de delitos informáticos y la nueva ley de los datos personales.

Chile se posiciona como un referente digital en la región gracias a las nuevas capacidades que se despliegan con el 5G y los talentos digitales nacionales emergentes, que le sacarán el máximo provecho en beneficio de los ciudadanos de esta República Digital.

Más Noticias

Más Noticias