Opinión

Residencia presidencial

Me ha llamado la atención el aparente debate en torno a la eventual selección y posterior rechazo de la nueva dirección personal del Presidente Electo, en la comuna de San Miguel. No solo lamento –si es que así fuera-, una decisión de este tipo.

En Santiago son numerosas las comunas que pueden recibir al Presidente Electo. AGENCIA UNO/ARCHIVOEn Santiago son numerosas las comunas que pueden recibir al Presidente Electo. AGENCIA UNO/ARCHIVO
En Santiago son numerosas las comunas que pueden recibir al Presidente Electo. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Cuando escribo estas líneas desconozco en qué va el futuro residencial del presidente electo. Lo comento, solo a partir de los pocos datos que han circulado en medios y redes. Sin embargo, no me consta cuál es la veracidad de los mismos. Ciertamente es muy probable que Gabriel Boric se traslade desde su actual lugar de residencia –que no sé dónde está ubicado ni en qué condiciones se encuentra-, a otra dirección al parecer más segura y me imagino que también más cómoda. 

Como es sabido, entre los presidentes posteriores al Gobierno Militar, se ha dado de todo: de la Concertación: Aylwin y Frei –cuando militaban en un partido que no es comparable al de estos tiempos-, decidieron vivir en sus respectivas casas, aún cuando se ampliaron a una vivienda vecina y pareada para dar mayor confort a sus nuevas responsabilidades. Conozco ambas calles y son razonablemente acomodadas, pero sencillas. El primero permaneció en un buen sector de Ñuñoa y el segundo en Las Condes, cercano al corazón del barrio El Golf.

Por su parte, el Presidente Lagos y la Presidenta Bachelet se mudaron, me imagino por las mismas razones que lo hará el actual Presidente Boric. En tanto que Piñera, ha permanecido en su vivienda en el barrio San Damián.

¿Por qué me distraigo en un hecho tan anecdótico y aparentemente frívolo? Porque me ha llamado la atención el aparente debate en torno a la eventual selección y posterior rechazo de la nueva dirección personal del Presidente Electo, en la comuna de San Miguel.

No solo lamento –si es que así fuera-, una decisión de este tipo; basada en el tema de la seguridad y la asesoría recibida por su círculo más íntimo. Considero un estigma innecesario hacia una antigua y atractiva comuna de la zona sur de Santiago. La visito dos a tres veces por semana. Conozco muchas de sus calles y avenidas. Plazas y manzanas arboladas. Comercio y servicios básicos. Así como su estupenda conectividad con variadas comunas y naturalmente con el Palacio de La Moneda. 

Estimo que en Santiago son numerosas las comunas que pueden recibir al futuro Presidente en ejercicio. Si bien los tiempos cambian y la seguridad se complejiza, no olvidemos al Presidente Alessandri caminando desde su departamento en plena Plaza de Armas, hasta la sede de gobierno, hace solo algunas décadas.

Comunas en donde puede residir el Presidente Boric durante su mandato, espero que sean más de cinco. Supongo que las nuevas opciones –si es que ya no se ha tomado alguna-  no estigmatizarán otras comunas sólo por motivos de seguridad y conectividad, porque esta razón solo empobrece las opciones de la ciudad de Santiago.

Más Noticias

Más Noticias