Opinión

Sueldos dignos para incentivar la mano de obra y el talento humano

Una buena manera de atacar el problema de la escasez de mano de obra o de talento es proponer una política salarial que apunte a mejores sueldos. Y esto también puede beneficiar a una empresa, ya que un sueldo digno mejora la productividad.

Según la Encuesta Nacional de Demanda Laboral 2020, 6 de cada 10 empresas tuvieron dificultades para llenar las vacantes durante 2019. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Según la Encuesta Nacional de Demanda Laboral 2020, 6 de cada 10 empresas tuvieron dificultades para llenar las vacantes durante 2019. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Catalina Valiente

En Chile y muchos países la falta de personal y mano de obra en sectores como restaurantes, hoteles, supermercados, agricultura, construcción, transporte y retail, entre otros, ha aparecido como un fenómeno ligado a la crisis sanitaria derivada de la pandemia por el Coronavirus y sus efectos sobre el aparato productivo.

Según la Encuesta Nacional de Demanda Laboral 2020, 6 de cada 10 empresas tuvieron dificultades para llenar las vacantes durante 2019 debido a una escasez generalizada de postulantes y de competencias técnicas. Las áreas con mayor falta de personal eran silvoagropecuario (44%) y el comercio (38%).

Por otro lado, las organizaciones en la Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet) aseguraron tener una alta necesidad de contratar personal, estimada en 89,4%, donde un 83% continúa con dificultad para llenar los puestos de trabajo. Estas cifras van de la mano con dos informes. La Bolsa Nacional del empleo indicó que durante mayo las ofertas de trabajo crecieron un 44%. Sin embargo, las postulaciones cayeron en un 34,8%.

Si bien no existe una sola razón que explique este fenómeno, se entiende que la pandemia ha sido una determinante importante. El contexto ha llevado a las personas a evaluar sus opciones de diferentes formas.

Por un lado, el IFE Laboral ha entregado una nueva visión del valor del trabajo de cada persona y comprueba que nuestro cálculo de 22 UF como sueldo mínimo permite poner a una familia de cinco integrantes con un solo sostenedor por sobre la línea de la pobreza. Tenemos una sociedad con un sobre cansancio que trabaja un mínimo de 45 horas a la semana por una retribución económica cuestionable.

Una buena manera de atacar el problema de la escasez de mano de obra o de talento es proponer una política salarial que apunte a mejores sueldos. Desde Desafío 10X creemos que mejorar el salario es un incentivo real que conlleva efectos positivos, ya sea con un sueldo mínimo de 22 UF, o que entre los sueldos mayores y menores de una empresa no exista una diferencia de más de 10 veces.

Esto también puede beneficiar a una empresa, ya que un sueldo digno mejora la productividad. Cambiar el sueldo mínimo a un sueldo digno permite una mejor y más sana cultura organizacional, que supone una conversación y un avance en la política salarial del país.

Aumentar los ingresos familiares puede sacar a una familia de la línea de la pobreza e incentivar la productividad. Hemos visto que la sociedad ha repensado sus prioridades por las consecuencias de la pandemia y por el IFE Laboral. Un nuevo contexto mundial y nacional ha llevado a muchos trabajadores a buscar los beneficios reales detrás de un pago digno.

Más Noticias

Más Noticias