Opinión

Transformación digital, innovación y competitividad

La transformación digital se trata de entender que la tecnología permite facilitar y eficientizar los procesos que realizan los trabajadores, o dicho en otras palabras, permite a los colaboradores hacer los procesos más eficientes. Y eso deriva en un mejor desempeño frente a la competencia

Hoy, marginarse de los avances de la transformación digital implica muchas desventajas para las grandes compañías. AGENCIA UNO/ARCHIVOHoy, marginarse de los avances de la transformación digital implica muchas desventajas para las grandes compañías. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Hoy, marginarse de los avances de la transformación digital implica muchas desventajas para las grandes compañías. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Alfonso Bawarshi

Puede sonar hasta repetitivo hablar de la importancia de la innovación y la tecnología en toda industria económica, pero lo cierto es que a pesar de tenerlo claro en la teoría, muchas empresas del área minera aún no están preparadas para asumir todos los cambios que esto implica.

Según el Índice de Aceleración Digital de Boston Consulting Group (BCG) realizado en 2021, la industria de la minería y metales se ubica entre un 30% y un 40% por debajo en madurez digital que otras industrias comparables, como la química y otras industrias pesadas.

Hoy, marginarse de los avances de la transformación digital implica muchas desventajas para las grandes compañías. Desde un enfoque medioambiental, de seguridad y fuerza laboral, las empresas que utilizan tecnología vieron un aumento de hasta 70% en el desempeño de sus funciones, con especial notoriedad en la cadena productiva.

En un contexto de alta competencia, la fórmula para crecer y diferenciarse del resto es la innovación. Los rubros que no se reinventen, pasan a ser áreas tradicionales que luego son desplazados por algún otro actor más transgresor o “game changer”, como decimos en la jerga de startups. Y estos actores que irrumpen, terminan por cambiar las reglas del juego, hacen que la antigua manera de hacer las cosas pierda vigencia y, por ende, clientes claves.  

Entonces, la clave para destacar en un mercado en constante avance y a la vanguardia como lo es la minería es justamente diferenciarse y actuar en los puntos donde otros no lo está haciendo, siempre con foco en mejorar los índices de producción propios, aportando un valor agregado. Tener un  pensamiento divergente es la manera de crecer. Así lo plantea un libro llamado “The blue ocean strategy”, el cual señala que la mayoría de las empresas están en un océano rojo, lleno de sangre y competencia descarnada, pero cuando una compañía quiere entrar en un océano azul puede encontrar nuevas alternativas de desarrollo con armonía, nuevos desafíos y soluciones por descubrir.

También es importante considerar que, para contar con un desarrollo innovador, sostenible y sustentable a largo plazo, los trabajadores siempre deben estar al centro de la organización. Cuando una organización se preocupa de las personas y existe empatía durante la fase de cambios, los servicios evidentemente son mejores, porque el equipo humano se siente satisfecho y proyecta eso en su trabajo diario.

La transformación digital se trata de entender que la tecnología permite facilitar y eficientizar los procesos que realizan los trabajadores, o dicho en otras palabras, permite a los colaboradores hacer los procesos más eficientes. Y eso deriva en un mejor desempeño frente a la competencia. Tecnología y gestión de personas van de la mano en el crecimiento de la industria minera y hacen que los procesos innovadores sean duraderos y sustentables a largo plazo.

Más Noticias

Más Noticias