Opinión

Zoonosis y una salud

Aquí entra en juego el concepto una salud, que reúne la salud de los animales, la salud de los humanos y salud del medio ambiente. Si somos conscientes de la importancia de cuidar estas tres áreas, podríamos evitar la aparición de nuevas enfermedades.

Las enfermedades transmitidas por animales, o zoonosis, tienen una alta incidencia en la salud humana. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Las enfermedades transmitidas por animales, o zoonosis, tienen una alta incidencia en la salud humana. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Paloma Moreno

El concepto de zoonosis vuelve a estar en la pauta mediática al conocerse la llegada de la llamada “Viruela del Mono” a países europeos. Se trata de una enfermedad transmitida a las personas por diversos animales salvajes, como roedores y primates y con una segunda fase de dispersión de persona a persona. Hace menos de un mes conocimos también del primer caso de la gripe aviar H3N8 y la actual pandemia que se presume fue originada también por el contacto con animales silvestres.

Parecieran ser casos exóticos, pero, la verdad es que el riesgo está presente también en la realidad cotidiana. Siguiendo una tendencia mundial, en Chile ha aumentado el porcentaje de mascotas en el hogar, especialmente durante la pandemia. Las últimas encuestas y censo realizados a la población, los años 2021 y 2022 resaltan el gran porcentaje de mascotas presentes en los hogares, concluyendo que 8 de cada 10 chilenos tiene al menos una.

Las enfermedades transmitidas por animales, o zoonosis, tienen una alta incidencia en la salud humana. Según cifras de la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal): “El 60% de los agentes patógenos que causan las enfermedades humanas provienen de animales domésticos o silvestres y el 75% de los agentes patógenos humanos emergentes son de origen animal”

Por lo tanto, es muy importante tener conocimiento acerca de la importancia de prevenir y tratar las distintas enfermedades de animales domesticados y de nuestras mascotas. Un ejemplo son las conocidas pulgas y garrapatas. Estos parásitos se transmiten entre humanos y mascotas y son potenciales vectores de endoparásitos como tenias, bacterias y otros microorganismos capaces de producir enfermedades en animales y humanos.

Un estudio realizado por un grupo de investigadores en una zona rural de Chile central, donde participó nuestro docente Álvaro Opazo, encontró un 83% de perros con infestación de garrapatas y un 33% presentaba pulgas. Este estudio es un ejemplo más de la alta incidencia de parásitos en perros y el gran riesgo que significa para la salud humana.

La misión que tenemos los médicos veterinarios es enseñar al público general el gran riesgo que existe debido a las zoonosis y lo simple que es prevenirlas. Mantener su perro o gato correctamente desparasitado, evita problemas que podrían llegar a ser graves.

Asimismo, cada vez más rápidamente están apareciendo nuevas enfermedades, que son transmitidas por animales. Alguna de ellas, derivadas de fauna silvestre, han aparecido principalmente por actividades humanas que avanzan hacia el hábitat normal de estas especies. El arma principal que tenemos para combatir este avance es la educación

Aquí entra en juego el concepto una salud, que reúne la salud de los animales, la salud de los humanos y salud del medio ambiente. Si somos conscientes de la importancia de cuidar estas tres áreas, podríamos evitar la aparición de nuevas enfermedades como el COVID-19, presumiblemente originado desde animales silvestres, que ha causado grandes pérdidas económicas y de vidas.

Necesitamos crear conciencia para cuidar la salud del planeta y la salud animal, lo que se traducirá finalmente en cuidar de nuestra salud.

Paloma Moreno,

directora del Hospital Clínico Veterinario UNAB

Más Noticias

Más Noticias