País

Luz, cámara y… ¿Piñera a la Copa América?

Mientras el embajador Zaldívar presiona por la asistencia del Presidente, en La Moneda se evalúan los pro y contras de un viaje que ya está preparado hasta con camarógrafo.

Por , 29 de Junio de 2011

Sólo falta el visto bueno del Presidente Sebastián Piñera. En La Moneda está todo listo para que un par de horas antes de que se escuche el pitazo inicial del partido entre Chile y México, llegue a San Juan, Argentina, una pequeña comitiva presidencial.

Pocas personas acompañarían al Mandatario a presenciar el debut del combinado nacional en la Copa América, el próximo lunes 4 de julio. Entre ellas un camarógrafo, un periodista, un fotógrafo y el director de producción de la Presidencia Reynaldo Sepúlveda, quienes sólo estarían unas horas en suelo argentino. El Presidente, en tanto, podría aprovechar el corto viaje para participar en un encuentro con autoridades trasandinas. Y poco más.

Aunque los detalles técnicos ya están resueltos, la decisión final aún está pendiente y -según fuentes de Palacio- sólo se tomará a último minuto. Hasta fines de la semana pasada, Piñera no se mostraba abierto a la opción de asistir básicamente por lo apretada de su agenda. El partido no sólo está agendado a última hora del día -lo que lo obligaría a pasar una noche en Argentina- sino que resulta complicado cuadrarlo con el periplo que inicia precisamente al día siguiente por diferentes países latinoamericanos, empezando por Venezuela.

Pero por otra parte, quienes conocen el tema tampoco desmienten que la relación de La Moneda con el fútbol haya sido fácil. Nadie olvida el episodio de las últimas elecciones de la ANFP y la abortada continuidad del entrenador Marcelo Bielsa que supusieron un duro varapalo en la popularidad del Mandatario. Revivir ese episodio o una eventual derrota de La Roja ante los propios ojos de Piñera, en canchas trasandinas, son riesgos que algunos estrategas de Palacio preferirían evitar.

Sin embargo, frente a quienes apuestan porque el Jefe de Estado vea el encuentro en su televisor desde Santiago, se alzan los que llevan tiempo haciendo un intenso lobby para contar con Piñera en el Estadio del Bicentenario de San Juan. Quienes conocen esos intentos subrayan que son encabezados, principalmente, por la Cancillería y la embajada chilena en Argentina. Adolfo Zaldívar no habría desperdiciado ocasión para intentar convencer a Santiago de la necesidad de que el Mandatario viaje, sin ocultar que, de lograrlo, sería su “minuto de gloria” como jefe de la delegación trasandina.

El factor Borghi

Quienes preparan la agenda del Mandatario de la próxima semana, saben que finalmente sólo Piñera decidirá si viaja a Argentina. “Le gusta el fútbol”, apuntan los que lo conocen de cerca y apuestan por la escapada del reconocido hincha de Universidad Católica y ex accionista de Colo Colo.

Pero también admiten que hay elementos que permiten confiar en un dulce viaje, entre ellos el factor Borghi. A diferencia de Bielsa, quien no sólo tenía diferencias políticas con el Mandatario sino también un carácter poco dado a las complacencias, el ex entrenador de los albos ha demostrado tener buena llegada con el Gobierno, y, en especial, con el subsecretario de Deportes, Gabriel Ruiz-Tagle, ex presidente de Blanco & Negro. De hecho, cada vez que han invitado al “Bichi” a una actividad deportiva que le ha parecido interesante ha dicho que sí.

Ejemplos de ello son su participación en el plan “Chile Estadio” o la visita que el 15 de junio pasado realizó a la ex Penitenciaría junto a Ruiz-Tagle, donde prometió volver si es que La Roja se alzaba con la Copa América el 24 de julio, cita, esa sí, que de seguro Piñera no se perdería.

Videos Destacados

Sigue Leyendo

Lector recomienda