Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

País

El derrame de fecas en Alto del Carmen que tiene en la mira a Barrick

Papeles sucios, pañales usados, orina, excremento, además de productos químicos fueron vertidos en la ribera del río El Carmen, en Las Breas. La fiscalía está investigando, mientras los pobladores apuntan a su vecino más cercano: el proyecto Pascua Lama.

El derrame de fecas en Alto del Carmen que tiene en la mira a Barrick
Por Fernando Duarte 14 de Diciembre de 2011

Las Breas no tiene más de 300 habitantes. Es un poblado de escasos recursos, su población está preferentemente dedicada a la agricultura y en varios sectores no hay agua potable. De modo que su principal fuente para el consumo y las labores de regadío es el río El Carmen.

El pasado 5 de noviembre la ribera de ese mismo afluente fue el escenario de uno de los desastres medioambientales más graves que se hayan denunciado en esa zona de la comuna de Alto del Carmen en la Región de Atacama.

Ese día un grupo de vecinos llegó, como habitualmente ocurre los fines de semana,  al sector de Las Trancas, a sólo un kilómetro de Las Breas, para  pasar un día de esparcimiento y bañarse en lo que todos conocen como “La Poza”. Sin embargo, se encontraron con una ingrata sorpresa. El alambrado del lugar había sido violentado y la orilla del río exhibía un lamentable espectáculo: pañales, fecas, restos de papel higiénico y residuos provenientes de  baños químicos que desconocidos vertieron en el lugar, que se ubica a unos 125 kms de Vallenar y a 40 kms de Pascua Lama, el mega proyecto de la empresa Barrick Gold, que busca explotar una mina a cielo abierto de la que se extraerá oro, plata y cobre en el territorio fronterizo entre Chile y Argentina.

Cuando los habitantes del sector descubrieron lo que había sucedido, alertaron al presidente de la junta de vecinos, Rodrigo Villablanca, quien dio aviso a Carabineros. Al llegar al lugar la policía uniformada se encontró con una improvisada barricada de piedras y bicicletas que  instalaron los vecinos para exigir explicaciones y el inicio de una investigación.

Tras intentar dialogar con el ofuscado grupo, algunos de los 12 policías uniformados detuvieron a Villablanca, quien se hizo responsable por el bloqueo del camino, insistiendo en la necesidad de que la autoridad iniciara inmediatas gestiones para dar con el autor del derrame. Aún así el corte del tránsito pesó más y Villablanca fue apresado y  liberado recién a eso de la 1 de la madrugada.

Al día siguiente, el domingo 6 de noviembre, el dirigente  se comunicó con un encargado del municipio para informar lo sucedido y para solicitar que se decretara emergencia sanitaria. Frente a los hechos y ante la imposibilidad de que los lugareños pudieran sacar agua del río, algo fundamental en su vida diaria ya que algunas localidades del lugar no cuentan con agua potable, la alcaldesa Nora Rojas ordenó enviar un camión aljibe con agua para que fuera repartida entre los afectados.

Aun así, Villablanca y Mauricio Ríos, miembro del Consejo de Defensa del Valle del Huasco, aseguran que en ningún momento se activó una alerta sanitaria. De modo que  los vecinos  se organizaron entre ellos para informar del incidente y evitar un brote de enfermedades. A pesar de ello, el presidente de la organización de pobladores asegura que hubo al menos tres casos de ancianas con síntomas de infección gastrointestinal.

“Ella dice que su equipo hizo lo que tenía que hacer y ante la alerta entregó agua en camiones aljibe. Pero no hubo una alerta sanitaria”, dice el dirigente, que además comenta que para demostrar que el río fue contaminado, filmaron un video que hoy es medio de prueba y está en manos del fiscal de Vallenar, Roberto Robledo.

Barrick Gold en la mira…

Si bien hasta el momento no se ha logrado dar con el nombre de la empresa que virtió los desechos,  los vecinos apuntan a  las contratistas de Barrick Gold, puesto que es la faena más importante de la zona a sólo 40 kilómetros del lugar del incidente.

Curiosamente ese día personal de la compañía minera tuvo un rol protagónico en el conflicto. En medio de la conmoción, iba pasando un camión de Barrick con tres personas, que -según comunicado de los vecinos- eran: Eduardo Páez, prevencioncita de Riesgos; Rodrigo Fernández, Asistente de Medio Ambiente, y Claudio Escobar, Jefe de campamento “San Felix” y “El Corral”-, quienes debieron bajarse del vehículo ante el corte del camino.

Según testigos, al percatarse de la situación y ante los reclamos de los vecinos, los trabajadores intentaron calmar los ánimos, asegurando que  sólo había excrementos y que se podían limpiar.  En versión de Rodrigo Villablanca, los mismos tripulantes del vehículo comentaron que los responsables podían ser contratistas de Pascua Lama y posteriormente dieron aviso a la empresa Suatrans para que concurriera a Las Breas a retirar los desperdicios.

“Ellos dijeron: ´Vamos a dejar esto mejor de lo que estaba`”,  dice Villablanca, que agrega que el personal de la compañía dedicada a atender emergencias llegó con mascarillas y palas hasta el lugar. Sin embargo, no pudieron terminar su cometido, pues al sitio llegó el dueño del predio, Roberto Paredes, quien con evidente molestia les señaló que no tenían permiso para estar en su propiedad y los conminó a retirarse, pues todo lo que estaba ahí era medio de prueba para iniciar una investigación.

Dos días después del incidente, Villablanca hizo una denuncia ante la justicia y posteriormente comenzó una investigación de la brigada de delitos medioambientales de la PDI. El Ministerio Público tiene 20 días hábiles para entregar algún resultado.

“No es la primera vez que pasa algo como esto. El campamento El Colorado también ha tenido problemas con el tratamiento de aguas servidas y hubo una querella por eso. En esa oportunidad a Barrick se le multó con 700 mil pesos”, afirma el dirigente.

La denuncia por la contaminación del Río El Carmen fue ratificada el 14 de noviembre junto a representantes de la etnia diaguita, 20 organizaciones sociales y 40 personas,  que protestaron con pancartas por lo que sucedió en Las Trancas. También se hizo parte de la querella el gobernador Fernando Flores, quien llegó al improvisado vertedero junto a la Seremi de Salud y Medio Ambiente para hacer control de daños.

Polémica llega al Congreso

Mientras avanza la investigación del Ministerio Público, el concejal PS de Alto del Carmen, Gudelio Ramírez y el diputado radical Alberto Robles, están buscando la manera de llevar el tema al Congreso. De hecho, la próxima semana ambos buscarán exponer lo ocurrido ante la comisión de medioambiente de la Cámara.

Sin embargo, también quieren que el Senado conozca en detalle el incidente, por lo que están gestionando que los miembros que integran la misma instancia, pero en la Cámara Alta, concurran a la comuna los primeros días de enero para inspeccionar en terreno las consecuencias del derrame y el avance que en general ha tenido el proyecto Pascua Lama.

En Barrick Gold, en tanto, señalan que mientras la Fiscalía de Vallenar no determine si existen o no elementos suficientes para formalizar una investigación no se referirán al incidente.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día