Movilh acusa a la UDI de "homofóbico boicot" contra el AVP

“La UDI no ha comprendido que los Estados deben garantizar la igualdad de derechos para todas las personas", dijo el Movilh a través de un comunicado.

Por
Movilh acusa a la UDI de "homofóbico boicot" contra el AVP
Compartir

En el marco del reinicio de la tramitación del Acuerdo del Acuerdo de Vida en Pareja (AVP) este miércoles 12 de diciembre en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia y del Senado, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) llamó a la Unión Demócrata Independiente (UDI) a cesar “su homofóbico boicot contra este proyecto de ley”.

“Desde el retorno a la democracia la UDI ha dedicado gran parte de sus esfuerzos a impedir el avance de la igualdad de derechos para la diversidad, y en ese marco, sus parlamentarios han emitido juicios que han dañado la dignidad de este sector de la población, en un tono mucho más sectario y fundamentalista que el de las religiones. Es tiempo de que la UDI dé un paso atrás y termine con esta cruzada”, sostuvo el Movilh.

El Movilh, que está invitado este miércoles a la Comisión de Constitución del Senado, añadió que “la UDI no ha comprendido que los Estados deben garantizar la igualdad de derechos para todas las personas. Si da ese salto, no sólo respetará los derechos humanos de la diversidad sexual, sino que el partido mismo mostrará una cara más pluralista, más democrática y más acorde a los derechos humanos”.

El organismo advirtió que si “la UDI persiste en rechazar el AVP con argumentos que dañen la dignidad de las personas, desde el próximo año nos movilizaremos con fuerza y periodicidad contra este partido, mediante campañas y protestas que llamen a los electores a no darles el voto, pues una colectividad que no respeta a la diversidad social, no merece un cargo público”.

Indicaciones propuestas por el Movilh

Junto con insistir con que se dé urgencia al AVP, algo que el Movilh y parlamentarios ya han pedido al Gobierno, el organismo anunció que designó como su representante para el debate técnico del Acuerdo de Vida en Pareja a su abogado Alan Spencer, el mismo que ganó la primera demanda por la Ley Zamudio y que ha coordinado una serie de indicaciones para perfeccionar el proyecto de ley.

Entre las indicaciones propuestas por el Movilh, se encuentran; 1.- Que se reconozca a la pareja como un vínculo de familia, unida por el amor y los afectos, y se otorgue estado civil a sus miembros.

2.-. Que el vínculo se formalice ante el Registro Civil por ser éste un servicio en línea a nivel nacional que impedirá fraudes y, en especial, porque implicará un reconocimiento sociocultural de la unión, tratando a las partes como personas unidas por el amor y lazos afectivos, y no como meras empresas o sociedades anónimas.

El AVP da como alternativa también la notaría, lo que suma al Registro Civil. Creemos que eso debería eliminarse, pues fue va más bien un gesto para la UDI, poco práctico, porque de todas formas deberá inscribirse el vínculo ante el Registro Civil.

3.- Que la pareja decida al momento de formalizar el vínculo el régimen patrimonial y de bienes muebles e inmuebles que los regirá, pudiendo regularse los bienes adquiridos antes, durante o después de la formalización del vínculo ante el Registro Civil. El AVP no garantiza libertad para decidir régimen patrimonial y sólo se refiere a bienes muebles.

4.- Que en caso de fallecimiento de uno de los miembros de la pareja, el sobreviviente tenga para todos los efectos los mismos derechos y beneficios hoy consagrados para el cónyuge. Eso en el AVP es más deducible que explícito.

5.- Que no se exija como requisito para el acceso a cualquier derecho garantizado en la unión un período previo de convivencia. El AVP exige el plazo de un año para variados derechos.

6.- Que en caso de enfermedad inhabilitante de una las partes, la otra será para todos los efectos su representante legal y tendrá los mismos derechos que el cónyuge. Eso no está claro en el AVP

7.- Que en caso de enfermedad inhabilitante o fallecimiento de una de las partes, la otra tendrá el derecho decidir cualquier tipo de tratamiento médico y/o de servicios funerarios.

8.- El establecimiento de la ayuda mutua y de compensación económica como un derecho y un deber de ambas partes. En el AVP sólo se habla de ayuda mutua, pero no de compensación económica.

9.- Que en materias de alimentación, previsión, salud, acceso a prestaciones de la red social, beneficios por desempleo, cobertura por accidentes del trabajo y enfermedades, indemnizaciones y derechos laborales, los derechos de cada una de las partes sean los mismos que los de los cónyuges.

10.- Que sea aplicable al vínculo la Ley de Violencia Intrafamiliar y que todo conflicto sea analizado y visto por tribunales de familia. En el AVP, los conflictos se ven tribunales de letras.

11- Que en caso de existir hijos criados y educados bajo el amparo de la unión, se garantice al sobreviviente, sea o no la madre o el padre biológico, continuar con la custodia, considerando para tales efectos siempre la opinión y el bienestar del menor. De eso no se habla en el AVP.

12.- Que se omita cualquier referencia al matrimonio en la regulación de las uniones de hecho, por ser esta una iniciativa distinta. La única excepción a esta regla, deben ser aquellas que inhabilita acceder al vínculo en caso de estar casado/a o que lo disuelve por matrimonio previo de una de las partes. Esto no está en el articulado del AVP (sí en el mensaje), pero por presión de la UDI bien podría discutirse una indicación como esta en el futuro.

13.- Que se omita y excluya cualquier articulado que haga referencias especiales y distintas entre parejas homosexuales y heterosexuales,  pues ello sólo reduce a guettos, es discriminatorio y genera más desigualdades. En otras palabras, que la ley resultante sea igualitaria, sin distinciones de ningún tipo en razón de la orientación sexual o la identidad de género de las partes.