Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

País

De Expansiva a Fuerza Pública: El salto político de los tecnócratas

Andrés Velasco lanzó su movimiento auto calificándose como un "ex técnico". Los integrantes de la apuesta liberal señalaron que entrarán a la disputa política y que en las próximas dos semanas definirán una estructura de funcionamiento.

De Expansiva a Fuerza Pública: El salto político de los tecnócratas
Por 8 de Octubre de 2013

Campearon en el primer gobierno de Michelle Bachelet. Tras el liderazgo del entonces ministro de Hacienda, Andrés Velasco, un grupo numeroso de técnicos liberales ocupó puestos claves en el aparato público, desde donde se encargaron de cuidar la inversión y mantener los equilibrios económicos, en un país que vivía su segundo gobierno socialista consecutivo. En su tiempo se les llamó el “quinto partido de la Concertación”, pero no les daba para tanto. Se agrupaban en Expansiva, un think thank encargado de difundir sus propuestas. La mayoría no tenía militancia, y el grupo pareció diluirse con el fin de los gobiernos concertacionistas.

Algunos entendieron que Expansiva había entregado la posta a Espacio Público, el centro de pensamiento estrenado el 2012 que tiene a Eduardo Engel a la cabeza. Pero, Velasco se convenció que no basta con un grupo de pensadores para influir decisivamente en la administración de un país. Anoche, en la presentación en sociedad de Fuerza Pública, un movimiento político como se encargó de resaltar, fue claro al respecto: “Se los digo como ex técnico, podemos juntar en una sala a los mejores técnicos y elevar las mejores propuestas, pero nada vamos a conseguir si no tenemos los consensos en el Congreso, en la ciudadanía, que van a permitir llevar esas propuestas a la práctica”.

Desde lo técnico, Velasco construyó las bases de su apuesta. El grupo que lo acompaña en la aventura es transversal a los partidos de la Concertación, aunque todos comparten un perfil liberal. Esa tendencia los ha dejado más bien al margen de las discusiones al interior de las tiendas concertacionistas, donde por estos días predomina el llamado “giro a la izquierda”. Una de las fundadoras de Fuerza Pública, la ex ministra DC Mariana Aylwin, lo dice así: “Creo que de alguna manera hay un sector de personas de distintos partidos que es más moderno y que hoy estamos sin casa”.

Otro de los fundadores, el ideólogo educacional de la Concertación y ex ministro PPD, José Joaquín Brunner, destacó que el nuevo movimiento saldrá a disputar ideas: “Estoy con Michelle Bachelet y con la Nueva Mayoría, pero desde las ideas que están representadas acá. Siempre va a haber disputa de ideas, en todos los gobiernos de la Concertación las hubo y yo creo que este movimiento, sin ser un centro académico, va a tener una impronta muy fuerte de ideas”.

El quinto partido de la Concertación

Fueron tantos los comentarios que agrupaban en un mismo conjunto a los también llamados técnicos o pragmáticos del bloque hoy opositor, que finalmente los liberales se decidieron a dar el paso político y comenzaron a construir su referente.

Aunque ya estrenado en sociedad, Fuerza Pública no tiene un programa, ni tampoco una estructura definida. Lo que si tiene, es la vocación de dar la disputa política. Durante el discurso de 15 minutos que ayer pronunció Velasco, se encargó de argumentar porque decidieron estrenar el movimiento en plena campaña electoral: “Las campañas son el momento donde los países se piensan a si mismos y se imaginan el futuro, por lo que no queríamos ni debíamos estar ausentes”.

Sobre los temas que saldrán a debatir, hay algunas claridades. Velasco adelantó uno: “Vamos a estar muy presentes en la discusión por la reforma al sistema binominal”. En general, el grupo apunta a las reformas políticas, como un eje de lo que establecen como una de sus misiones: “Terminar con las malas prácticas en la política”. Mariana Aylwin dice que las reformas en este ámbito son fundamentales: “Las reformas políticas son las más importantes, porque sin ellas no podremos hacer nada de lo que nos pide la ciudadanía”.

Consultada Aylwin sobre si en el futuro se hará necesario que quienes hoy militan deban renunciar a sus partidos, la ex ministra contestó: “A pesar que yo no voy a abandonar mi casa, puede ser que esto se transforme en un partido y va a depender de lo que pase. Al interior de la DC hay diferencias, por ejemplo, de si tenemos asamblea constituyente o no. Bueno, si la DC decidiera irse por la asamblea constituyente, yo no me sentiría cómoda allí”.

Libertades individuales, políticas y económicas son  las ideas que respaldan a Fuerza Pública. Brunner plantea que son una fuerza moderna: “Tenemos un domicilio claro en la centro izquierda del siglo 21. (Fuerza Pública) Agrupa un conjunto de ideas con una fuerte impronta de libertades individuales, políticas, ciudadanas y económicas. Pero con una condición de orientación clara del Estado en torno a prioridades de bienestar social”.  Aylwin complementa que: “Estamos mucho más cerca de la Democracia Cristiana que del Partido Comunista”.

Al grupo de liberales concertacionistas se unieron algunos empresarios, como Rafael Guilisasti, ex presidente de la CPC y uno de los controladores de Viña Concha y Toro. Consultado sobre el domicilio ideológico que tendrá el movimiento, el dirigente gremial responde que: “Hay un proceso de re construcción de centro, hay deseos de terminar con el duopolio de la Alianza y la Concertación y mirar la política de otra manera”.

Las malas prácticas

El fantasma de Guido Girardi penó durante todo el lanzamiento. Antes, Velasco había utilizado su imagen como un ejemplo de lo que él llama “las malas prácticas políticas”, la frase más pronunciada en el evento: eternización en la administración pública, cuoteo para instalar a los aliados en el aparato estatal y el nunca bien ponderado “maquineo” partidista, que no es otra cosa que intentar definir una disputa con armas poco transparentes.

Aunque, esta vez nadie nombró a Girardi. Ni siquiera su contendor en Santiago Poniente, el DC Alberto Undurraga, que llegó a saludar el lanzamiento como una vuelta de mano por el apoyo que Velasco le entregó a su apuesta:  “No quiero nombrar a nadie, pero comparto la idea de terminar con esas malas prácticas”, repitió varias veces el ex alcalde de Maipú.

Más duro con los ejemplos de “malas prácticas” fue el periodista Rodrigo Guendelman, otro de los oradores de la jornada, quien nombró a las isapres, al mall de Chiloé y al concentrado mercado de las estufas a leña, como situaciones que no deben repetirse en el país.

Como sea, hasta el momento solo se trata de ideas personales que comparten algunos integrantes. Según confidencia el actual coordinador del grupo, el ex DC Juan José Santa Cruz, no han definido un documento programático, y la estructura política recién comenzará a construirse en las próximas dos semanas, cuando se cite a un Consejo Directivo ampliado, desde donde debiera salir otro coordinador y algunas de las ideas básicas que defenderá la apuesta liberal.

Hasta el momento, el grupo ha funcionado con un grupo de cerca de 30 personas, entre los que se cuentan a: Andrés Velasco, el ex DC, empresario y director de El Dínamo, Juan José Santa Cruz; el ex vice presidente ejecutivo de ENAMI, Patricio Artiagiotia; el profesor UC y director de Efectum Consultores y El Dínamo, Carlos Portales; el empresario de Viña Concha y Toro y director de este medio, Rafael Guilisasti; Carlos Catalán; la ex ministra DC y directora El Dínamo, Mariana Aylwin; el candidato a diputado por el distrito 23 y director de este medio, Sebastián Iglesias Sichel;  el consultor externo del BID y gerente general de Gerens Capital, Patricio Arrau; la ex generante de producción de TVN, Bernardita Ibieta; el integrante de Red Liberal, Davor Mimica; el militante PS José Luis Monsalve; los PPD Eduardo Vergara y José Joaquín Brunner y la también PPD, y vice rectora académica de la Universidad de Las Américas, Pilar Armanet, entre otros.

Escondida de las cámaras, y sin dar declaraciones, la periodista Consuelo Saavedra, pareja de Andrés Velasco, confirmó a El Dínamo que no formará parte de Fuerza Pública. “No estoy dando declaraciones, estoy full trabajando en TVN”, fueron sus escuetas palabras. Lo que fue confirmado por fuentes del movimiento, que aseguraron que su labor en el canal público se hace incompatible con una eventual participación política.

Un lanzamiento chic

Cerca de las 20 horas de este lunes, más de 100 personas subieron a la azotea del Palacio Concha, anclado en pleno barrio Concha y Toro, en el centro de Santiago. Allí estaba instalado un escenario y una pantalla gigante, donde se proyectaban imágenes que captaban dos camarógrafos de lo que ocurría en el lugar.

Al son del trip hop, garzones repartían copas de vino y de jugo, que acompañaban las conversaciones previas a la ceremonia que daría la partida oficial al nuevo movimiento. Todo, mientras el atardecer caía sobre Santiago y los asistentes, en tenida sport, comentaban lo bella que se veía la ciudad desde ese punto.

Un video coral dio la partida al evento. En él, se pudo ver a varias figuras de la televisión, como Jordi Castell y José Miguel Viñuela, argumentar sobre la necesidad del nuevo referente, lo mismo hizo el director de la Fundación Iguales, Pablo Simonetti. Entre el público observaba la periodista de farándula, Alejandra Valle. Luego de tres minutos, Juan José Santa Cruz tomó la palabra y agradeció la presencia de todos.

El primero en subir al escenario fue el candidato a diputado por Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea, el DC Sebastian Iglesias Sichel, quien ocupó afiches de fondo para respaldar sus palabras, las que partieron así: “Para mi familia soy un chancho angora: joven, demócrata cristiano y político, nada más raro que eso”, después, y mientras aparecía una fotografía donde dos hombres se abrazaban tras los emblemáticos carteles del SÍ y el NO, aseguró: “Nuevas ideas nos van a permitir dejar de hablar de dictadura y democracia, condenando todo tipo de dictadura”.

Luego, la gestora cultural Loreto Seguel habló de la importancia de aprobar en el país el matrimonio igualitario y la adopción de hijos para las parejas del mismo sexo. A su turno, Rodrigo Guendelman disparó contras las isapres y el Mall de Castro. Todo fue un preámbulo. Entre aplausos cerrados subió al escenario Andrés Velasco.

Luego de concluido el discurso, no pasaron más de 15 minutos y los asistentes comenzaron a retirarse. La cúpula de Fuerza Pública se fue a celebrar. No tuvieron que viajar tan lejos, solo un par de cuadras, hasta el restaurant “La Ostra Azocar”, ubicado en la entrada de calle Bulnes. Ahí, la velada se extendió hasta bien entrada la noche.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día