País

CNA remite al Mineduc información financiera del proceso de acreditación de la Universidad de Las Américas

El acta de la Comisión Nacional de Acreditación deja constancia de las razones por las cuales la UDLA no logró la acreditación. Señala que no tiene capacidad para sustentar su proyecto educativo, el que califica de “poco orientador”. También cuestiona el número de docentes y habla de bajas tasas de titulación.

Por , 23 de Octubre de 2013

A cinco días de que la Universidad de Las Américas reconociera a través de un comunicado que la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) rechazó la acreditación de la casa de estudios, dificultando así  que los nuevos alumnos postulen  a créditos y becas entregadas por el Estado, se dan a conocer hoy las razones del rechazo.

Según consta en el acta fechada el 16 de octubre, “la Comisión Nacional de Acreditación acordó por unanimidad de sus miembros que se remita al Ministerio de Educación, la  información financiera del proceso de acreditación de la Universidad de las Américas, de conformidad a lo dispuesto en el artículo 24 de la Ley N° 20.129″.

La Universidad de las Américas, junto a Santo Tomás, Andrés Bello, del Desarrollo, del Mar y de Viña del Mar, además de la Universidad de Artes, Ciencias y Comunicación (Uniacc), fueron investigadas por la Cámara de Diputados como  sospechosas de haber incurrido en alguna práctica de lucro en la administración de sus instituciones. La entidad fue adquirida en el año 2000 por el grupo Laureate con un  precio de compra que ascendió a US$ 26 millones, incluyendo los costos de adquisición de $ 1,7 millones. El grupo luego se incorporó también a la gestión de la Universidad Andrés Bello y de la Universidad de Viña del Mar.

El documento dado a conocer  hoy por la CNA pone énfasis en las debilidades financieras de la casa de estudios. Dice que la UDLA pasó por una situación de estrechez económica hasta hace tres años debido al inadecuado manejo del crédito institucional, el cual se eliminó y hoy se sustenta mayoritariamente a través de recursos vía CAE. “No se observan iniciativas concretas y formalizadas, adicionales a la matrícula de pregrado, la cual se encuentra mayoritariamente concentrada en financiamiento vía CAE, lo que genera una mono dependencia de ingresos”, dice el texto elaborado por los pares evaluadores.

Los evaluadores también alertan que hasta un  45% de los costos está evidentemente concentrado en el pago de arriendos y servicios administrativos y de apoyo educacional,  lo que genera una rigidez en la estructura. Cabe consignar que el pago de infraestructura ha sido uno de los aspectos que ha despertado más sospechas en los parlamentarios miembros de las comisiones investigadoras de la educación, por ser una supuesta vía de lucro.

“La entidad no posee por sí misma, ya sea por factores financieros o posiciones competitivas, capacidad suficiente para sustentar proyecto educativo. Sin embargo, existen factores tales como el apoyo de su controlador (Laureate) u otras situaciones que permiten viabilidad al  proyecto Educativo”, agrega el informa de los pares evaluadores.

El informe si reconoce que la UDLA “cuenta con buenos edificios, en parte propios y en parte arrendados, y ha hecho notables inversiones en laboratorio s y equipamiento”. Aun así cuestiona aspectos como  las bibliotecas. “Con excepción de Providencia, tienen menos recursos que lo esperable. Estas han tendido a un diseño moderno, incorporando logias para trabajo grupal”, sostiene la CNA. “Los espacios de trabajo libre de los estudiantes son escasos en algunos campus”, añade.

Críticas al modelo y otros

El informe pone también de manifiesto que en el área de pregrado se ven debilidades. Señala que la casa de estudios posee un “modelo educativo poco orientador; bajo número de docentes con jornada completa o media jornada; bajas tasas de titulación en varias áreas disciplinarias e insuficientes evidencias de adecuada inserción laboral”.

La comisión también cuestiona que la universidad “no compromete un esfuerzo económico en mejorar la atención académica directa a los alumnos deficitarios”. Y dice que su apuesta sigue siendo la tecnología de apoyo.

“El modelo educativo sigue siendo muy general. Las tasas de titulación aún son bajas en a lo menos tres áreas de conocimiento. La retroalimentación de los egresados es más cuantitativa que útil para mejorar el proceso formativo”, agrega el documento emanado de la CNA.

El rector  de la UDLA, José Pedro Undurraga, ha dicho que la no acreditación es inmerecida, asegurando que la casa de estudios cuenta con un proyecto educativo sólido.

Lea también:

 Qué es y quiénes están del grupo Laureate, uno de los sospechosos de lucrar con la educación

Videos Destacados

Sigue Leyendo

Lector recomienda