País

El historial anti marihuana del posible nuevo director del Senda

Fuentes de la Nueva Mayoría indican que Mariano Montenegro sería la carta para el Senda. Como ex directivo del Conace fue uno de los principales impulsores del paso de la marihuana a la lista 1, de drogas “duras”.

Por , 27 de Febrero de 2014

Inmediato rechazo genera el nombre de Mariano Montenegro en el mundo del activismo canábico y de los sectores más liberales en cuanto a política de drogas  de la Nueva Mayoría.  Fuentes al interior del conglomerado indican  que el ex Jefe de Área de Tratamiento y Rehabilitación del Conace sería el reemplazante asignado por Michelle Bachelet para asumir la dirección del Senda (Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol).

Montenegro estuvo entre 2000 y 2010 trabajando para el gobierno en materia de política de drogas y es catalogado como uno de los principales responsables del paso de la marihuana a la lista 1, de drogas “duras”.

Psiquiatra de la Universidad de Chile y Máster en Drogodependencia en la Universidad de Alicante en España, Montenegro fue jefe de la Unidad de Desintoxicación de Drogas entre 1995 y 2001. Para la última campaña presidencial, fue parte del comando de Michelle Bachelet en la subcomisión de drogas, junto a la designada ministra del Trabajo Javiera Blanco y la ex secretaria ejecutiva del Conace María Teresa Chadwick, hermana del actual ministro del Interior y pareja del ex ministro José Antonio Viera-Gallo.

Si bien la presidenta electa reconoció en campaña que estaría dispuesta a revisar la Ley 20.000 y la permanencia de la marihuana en la lista 1, la presencia de Montenegro y Chadwick generó reticencias para quienes han apoyado la legalización de la cannabis. Es por eso que el eventual nombramiento de Montenegro a cargo del Senda genera aún más ronchas. “Nos parece gravísimo que Bachelet sume a la ya mala propuesta sobre drogas que hizo en su programa el hecho que estén considerando la idea“, señala Claudio Venegas, editor de la Revista Cáñamo.

Venegas va más allá e incluso lo compara con el nombramiento de Claudia Peirano en Educación: “Él no cuenta con la credibilidad política, técnica ni ética. Es lo mismo que con la Peirano. Si tú ya dijiste que, de manera vaga,  ibas a revisar polítia de drogas. Ante esa vaguedad ya delicada, promover a un tipo que precisamente defendió y promovió esa política de drogas no corresponde. No entiendo cómo Montengro podría sacar a la marihuana de la lista 1, si él la puso ahí”.

El nombramiento de Montenegro se daría en medio de cambios en la política de drogas en el continente, con los ejemplos más claros en Uruguay y Estados Unidos. “Se está tendiendo hacia la provisión y consumo de marihuana responsable, no criminalizada. No creo que él tenga las capacidades ni las sensibilidades para efectuar tal política“, dice Iván de Rementería, secretario ejecutivo de Red de Control de Daños.

Durante los 10 años que se mantuvo en el Conace, Montenegro trabajó codo a codo con María Teresa Chadwick. Aunque esta última era la cara visible, él era la cara técnica. En los gobiernos de Lagos y Bachelet promovió fuertemente el actual marco legal, que considera a la marihuana como una droga “productora de dependencia física o psíquica, capaz  de provocar graves efectos tóxicos o daños considerables a la salud“. Las otras drogas en la lista 1 son la cocaína, el opio y la heroína. El tráfico de todos estos estupefacientes es altamente penalizado por esta ley. “Lo más grave es que detenemos 85 mil personas por infracción a la ley de drogas, por encima de cualquier otro delito“, cuenta de Rementería.

El último Estudio Nacional de Drogas, realizado por el Senda en 2012, determinó que el consumo de cannabis aumentó considerablemente, pasando de un 4,6% a un 7,1% en dos años. En su momento como Jefe de Área de Tratamiento de Conace, Mariano Montenegro declaró que “si hay restricción, hay menos consumo, y con menos consumo hay menos daño a la población” y que “no hay que olvidar que la marihuana es la puerta de entrada, una invitación a consumir otras drogas, lo que la vuelve más peligrosa todavía“. También fue durante su gestión que el Conace inició una polémica campaña publicitaria llamada “vuelve a ser inteligente: No fumes marihuana”.

El psiquiatra es conocido por su posición prohibicionista en torno a las drogas. Durante su carrera ha puesto énfasis en el argumento de “puerta de entrada a otras drogas”, llamando incluso a los consumidores como “potenciales pacientes”. Estudios y presentaciones suyas muestran una postura de prevención, tratamiento y control en torno a las drogas. También ha recalcado la supuesta relación entre el consumo de cannabis y la actividad delictual y ha rechazado abiertamente el argumento de los beneficios terapéuticos de la marihuana. 

Milton Flores, el psiquiatra que promueve el uso curativo de la cannabis, considera que su nombramiento sería un retroceso, incluso respecto a la actual directora Francisca Florenzano. “A la actual directora le tocó un período de asimilar y aprender un montón de cosas. Lo último que hemos conversado con ella la muestran bastante favorable a discutir el tema de fondo de las drogas en Chile. Todo el mundo tiene derecho a cambiar, pero los antecedentes que tenemos de Montenegro no lo respaldan”.

La última relación de Montenegro con el Senda remonta hasta 2012, cuando su sociedad Servicios Médicos Mariano Montenegro firmó un convenio con el organismo para recibir su asesoría en temas de salud mental y drogas.

Videos Destacados

Sigue Leyendo

Lector recomienda