Iván Moreira: "Falta que el gobierno prohíba la Biblia por homofobia"

El senador UDI cuestionó al Movilh por querer difunfir el cuento "Nicolás tiene dos papás" en jardines infantiles: "Son los padres los llamados en base a sus convicciones y creencias a tomar esta decisión, no se les puede imponer".

Por
Iván Moreira: "Falta que el gobierno prohíba la Biblia por homofobia"
Compartir

El senador de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Iván Moreira, se mostró preocupado por las “señales” que ha mostrado el Gobierno con la aprobación del Acuerdo de Vida en Pareja (AVP) y el patrocinio al cuento “Nicolás tiene dos papás”.

Según informa La Tercera, en la antesala del día de las Iglesias Evangélicas, el senador -quien profesa esa religión- recalcó que “no somos homofóbicos, pero hay temas preocupantes donde el Estado no puede trasgredir a las familias, a los creyentes, por una minoría que merece respeto, pero ese mismo respeto debe ser para ambos lados, así como vamos sólo falta que este Gobierno prohíba la Biblia por homofóbica”.

En ese sentido, el senador cuestionó al Movilh por querer difunfir el cuento “Nicolás tiene dos papás” en jardines infantiles: “Son los padres los llamados en base a sus convicciones y creencias a tomar esta decisión, no se les puede imponer un contenido a la educación de sus hijos, eso es faltar el respeto a la inteligencia de los padres”.

“No podemos politizar la educación de los niños, que están en un proceso de formación, no puede quedar en manos de un tercero la enseñanza de los valores, menos aun cuando la misma Asociación de funcionarios de la Junji ha reconocido no estar preparados para tratar un tema como este en sus aulas”, continuó criticando.

Moreira recordó que también existen familias con madre solteras, niños criados por abuelos, padres divorciados, y dijo “me pregunto si el Ministerio de Educación ha promovido la integración de estas familias, con el mismo énfasis que lo hace con una pareja homosexual”. 

Además, hizo un llamado a que la “nueva tolerancia” no sea sólo para “imponer las ideas de las minorías”. “Finalmente los enjuiciados y apuntados con el dedo, son aquellos que defienden sus ideas en base a sus creencias y convicciones religiosas”.