150 familias de La Araucanía han potenciado el desarrollo de sus comunidades gracias al Desafío Agua para Chile

La iniciativa lanzada por Desafío Levantemos Chile y CMPC ha generado proyectos de alto impacto, destinados a proveer de agua tanto para el consumo humano como para el uso agrícola, beneficiando a cerca de 600 personas.

Por › Actualizado: 21:50 hrs
150 familias de La Araucanía han potenciado el desarrollo de sus comunidades gracias al Desafío Agua para Chile
Compartir

“Hoy se cumple mi sueño de tener un invernadero con riego, es maravilloso”, declaró Beatriz Prado Huaiquil, una de las beneficiarias con el proyecto Desafío Agua para Chile el cual busca ejecutar en un corto tiempo más de 20 proyectos para dotar de este vital elemento a comunidades de las regiones del Biobío y La Araucanía.

“En el campo se hace rendir el agua. Me encanta cultivar hortalizas, un año tuve muchas verduras, incluso sandías y melones, muy lindas, ricas y dulces. No tener riego es muy agotador y no tenía los recursos para tener uno con riego tecnificado, pero ahora me cambiará la vida”, relató Beatriz mientras observaba su invernadero de 100 mt2 que a partir de esta temporada cuenta con riego tecnificado.

Así como Beatriz, con su Ruka Lif Mogen (“Casa, vida limpia), de la comunidad de Lolcura en La Araucanía, ya van 150 familias en menos de seis meses que cuentan con acceso a agua potable, por primera vez en sus vidas, para consumo humano y riego, gracias a la iniciativa ‘‘Desafío Agua para Chile’’ de Desafío Levantemos Chile y Empresas CMPC.

A la fecha, oficialmente los proyectos terminados han beneficiado a alrededor de 600 personas y para ello se realizó una ceremonia en la Ruka Lif Mogen que partió con un llellipún, una rogativa mapuche donde se pidió proteger las obras y a las comunidades beneficiadas con esta iniciativa.

El gerente general de Empresas CMPC, Francisco Ruiz-Tagle, afirmó que “contar con agua potable de fácil acceso no sólo es necesaria para el crecimiento humano, es un factor de desarrollo social, también es una pieza fundamental de emprendimiento y un agente esencial para la dignidad de las personas, porque es sabido que existe una estrecha vinculación entre inequidad y el acceso a los servicios básicos”.

Entre las comunidades que ya cuentan con agua potable gracias al Desafío Agua para Chile se encuentran Marileo, en Lautaro; Saltos de Chancagua, Chanquín-Millaray, Lolcura, Ignacio Levío y junta de vecinos de Lolcura, en Collipulli; comunidad José Cayuman y sector Liucura Bajo de Lumaco. Próximamente, también estará listo el proyecto para la comunidad de Peleo en Tirúa.

El agua es un recurso vital y estos proyectos han dado respuesta a esta fuerte carencia, declaró en su intervención el director ejecutivo de Desafío Levantemos Chile, Nicolás Birrell. “Nos ilusiona mucho ver el rápido progreso de nuestro programa Desafío Agua para Chile. Lo que partió como un sueño, hoy lo vemos aterrizado en proyectos concretos de alto impacto y desarrollo sostenible para la comunidad. Lo anterior nos motiva para seguir trabajando aún con más fuerza para otorgar soluciones escalables e innovadoras, trabajando siempre de la mano de las familias para que estás tengan una mejor calidad de vida”.

Mayor desarrollo productivo

Si bien el agua para consumo humano es una prioridad para las comunidades, también lo es el agua para el uso en actividades productivas. Por ello, Desafío Agua para Chile también ha trabajado en líneas de acción que permitan dar solución a agua para riego, como es el caso de las comunidades aledañas a la ruta R-22, cercanas a la localidad de Villa Mininco, en la comuna de Collipulli.

Es así como con este proyecto beneficia a familias de las comunidades Lolcura, Chanquín-Millaray, Ignacio Levío y de la junta de vecinos de Lolcura, todas con distintas necesidades en el ámbito productivo.

Eric Huaiquil Rojas, presidente de la comunidad Ignacio Levío, calificó como un gran proyecto el Desafío Agua para Chile.

“Yo trabajo en la agricultura y vendo casi la mayoría de mis productos. Por mi parte, estoy agradecido con CMPC y Desafío Levantemos Chile, por la gran ayuda que nos ha llegado a nosotros. La verdad es que no lo esperábamos, así que para mí fue de mucha alegría este proyecto del motor con aspersor para poder regar mi siembra”, dijo Eric.

Opinión con la que concuerda Luz Benavides, de la junta de vecinos de Lolcura beneficiada con un invernadero con riego. “Este proyecto va a ayudar un montón a nuestras familias, porque este invernadero será también una fuente de ingreso y vamos a tratar de sacarle el máximo provecho. Uno tiene que aprovechar estas oportunidades, que no se dan todos los días. La calidad de vida nos va a cambiar con este tipo de invernadero, es más fácil para trabajarlo, ya que no hay que andar parchando”, expresó. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más País

Últimas noticias

Populares

Recomendados