Dos médicos y un TENS detenidos por fiesta clandestina en Valparaíso

Los profesionales del Hospital Dr. Gustavo Fricke fueron detenidos esta madrugada por participar de una celebración en el cerro Placeres. Quedaron con firma quincenal.

Por
Los médicos y el TENS compartían junto a otras seis personas al interior de una vivienda en cerro Placeres, en Valparaíso. (Agencia UNO/Archivo)
Los médicos y el TENS compartían junto a otras seis personas al interior de una vivienda en cerro Placeres, en Valparaíso. (Agencia UNO/Archivo)
Compartir

Carabineros detuvo esta madrugada a tres trabajadores del Hospital Dr. Gustavo Fricke por participar de una fiesta clandestina en el cerro Los Placeres de Valparaíso.

Durante el procedimiento, el personal policial constató que se trató de dos médicos y un TENS, quienes compartían junto a otras seis personas, consumían alcohol y tenían la música a alto volumen, pese a que la ciudad puerto se encuentra en cuarentena.

Las nueve personas fueron llevadas hasta el cuartel policial y, durante esta mañana, pasaron a control de detención por infringir el artículo 318 y desarrollar una fiesta clandestina en horario de toque de queda.

El tribunal decretó firma quincenal y arraigo nacional para los detenidos, quienes por orden del magistrado deberán usar uno de sus permisos semanales para comunas en cuarentena a la hora de ir a cumplir la medida cautelar de firma.

Finalmente, se decretó un plazo de 60 días de investigación.

“La estupidez humana se distribuye a toda la población”

La fiesta clandestina causó gran indignación por parte del intendente de Valparaíso, Jorge Martínez, quien se refirió en duros términos al actuar de los profesionales de la salud e, incluso, los calificó de “tarados”.

“No quiero distinguir por profesiones, y disculpen que lo diga en este tono, pero la estupidez humana se distribuye estadísticamente en toda la población. Independiente de la profesión o del lugar del que uno venga. Tenemos gente tarada que es médico, que es funcionario de gobierno, da lo mismo”, dijo molesto.

Y agregó: “Lo importante es que hay gente que no tiene sentido común, social, no tiene respeto por la vida ajena. Parejo en todas las profesiones. Y son esos los que tenemos que denunciar. Y esas personas igual que las otras que han caído en fiestas clandestinas, ante todos ellos vamos a presentar querellas criminales y deberán responder”.

De igual forma, el intendente Martínez dijo que no quería que sus palabras se entendieran como una crítica al gremio de la salud “que ha hecho una tarea notable” y “que sean dos médicos y una TENS para mí es mera casualidad”. 

Más País

Últimas noticias

Populares

Recomendados