País

“No queremos pagar arriendo”: poblador explica razones de la toma en cerro Renca

El hombre acusó que mucha gente en Chile tiene comodidades que incluso les permiten ir de vacaciones mientras ellos deben vivir debajo de un puente.

Familias chilenas y migrantes son desalojadas de la toma del cerro Renca. (Agencia UNO/Archivo)
Familias chilenas y migrantes son desalojadas de la toma del cerro Renca. (Agencia UNO/Archivo)
Por:  María Gabriela Salinas

Cerca de 100 efectivos de Carabineros llegaron durante la mañana de este miércoles a la ladera del cerro Renca para realizar el desalojo de una toma ilegal. Uno de los pobladores reconoció que el campamento fue instalado ya que no quieren pagar arriendo.

En medio del operativo realizado por la policía, un hombre de nacionalidad colombiana relató a los medios de comunicación presentes que, en su caso, se asentó en el cerro ante las dificultades asociadas al costo de vida en Chile.

“No queremos pagar arriendo, más de uno no me entiende, pagar arriendo es muy difícil”, indicó el poblador durante el desalojo del cerro Renca. “Pagar arriendo, comida, servicios, agua. ¿Y qué hacemos? Hay mucha gente que tiene muchas otras comodidades y se pueden dar el lujo de ir a vacacionar”, señaló en declaraciones recogidas por Radio Bío Bío.

“Tantas cosas tan bonitas que nosotros que no tenemos oportunidades no podemos disfrutar”, agregó antes de asegurar que iría a vivir debajo un puente.

Radio Cooperativa publicó una segunda parte del audio con los descargos del poblador, quien aseguró que “por la misma pandemia estamos por estos lados, es la pandemia la que nos ha mandado por acá porque estábamos trabajando”.

“Vivía en otra toma donde también me sacaron. Vengo para acá, igual. Llevo dos años, casi tres, y me toca vivir debajo de un bendito puente”, concluyó el mismo poblador en medio del desalojo.

El campamento había sido denunciado debido a enfrentamientos con machetes y cuchillos entre pobladores, así como la venta de espacios dentro de la toma. Respecto de esta última situación, el ministro de Vivienda y Urbanismo, Felipe Ward, aseguró que que “no vamos a aceptar cuando algunas personas lucran vendiendo terrenos que no son propios”.

Se estima que en el campamento habían ciudadanos chilenos, haitianos, venezolanos, colombianos y peruanos, siendo ellos desde niños a adultos mayores.

Más Noticias

Más Noticias