País

Agresiva fiscalización a carrros de comida en Estación Central tras descubrir chip de perro en anticuchos

El hecho fue denunciado por la concejala Michelle Tabilo, quien confirmó que se trataba de un poodle

Dos carros de anticuchos fueron retirados del sectorDos carros de anticuchos fueron retirados del sector
Dos carros de anticuchos fueron retirados del sector

La Seremi de Salud de la Región Metropolitana realizó una agresiva fiscalización este jueves por venta ilegal de alimentos en la comuna de Estación Central tras recibir una denuncia de que un chip de perro había sido encontrado en el estómago de una niña que había comprado anticucho junto a su madre en los carros que se instalan en las calles de la comuna.

Michelle Tabilo, concejala quien hizo la denuncia, contó que una vecina suya que vende ensaladas le comentó que una amiga de ellas había asistido al barrio Meiggs y había consumido un anticucho con la hija. Le hicieron un escáner, que arrojó el chip, pero como la niña comenzó a sentirse mal, el aparato tuvo que ser retirado. “Lo único que puedo decir es que era un perrito de raza poodle lamentablemente, comentó la concejala.

Sobre el estado de salud de la niña, no hay más informaciones. La familia de la menor prefiere seguir en el anonimato. 

Tras la fiscalización, dos carros que trabajaban de manera ilegal fueron retirados del sector. Según el alcalde de la comuna, Felipe Muñoz, estos operativos son realizados de manera frecuente. Muñoz también hizo un llamado a la gente para que “no consuma estos alimentos, de manera de poder evitar algún de intoxicación o enfermedad”.

El alcalde también agregó que los carros retirados no serán devueltos y serán destruidos posteriormente. Sobre los dos casos, ellos irán a los juzgados de policía local.

El Seremi de Salud de la Región Metropolitana, Gonzalo Soto, también se pronunció sobre la venta irregular de alimentos: “Es una situación que no solamente ocurre en la comuna de Estación Central, ocurre en muchas comunas de la región, y en coordinación con la subsecretaría de Prevención del Delito es importante poder tener un plan regional para abordar esto”.

El chip de un poodle

Para la académica veterinaria de la Universidad de las Américas (UDLA), Karen Neumann, hay dos posibilidades de que la menor haya ingerido el chip. La primera es que el dispositivo haya sido implantado de manera errada en el músculo del animal. La segunda es que ella haya comido tejido subcutáneo.

Sobre la carne de perro, Karen señala que su consumo conlleva riesgos sanitarios porque “ellos no son criados para este fin y la proteína obtenida no es inocua para el consumo, ya que puede contener parásitos y algunas bacterias potencialmente patógenas y residuos de medicamentos como antibióticos que pueden ser tóxicos para el ser humano".

En Chile, el consumo de este tipo de carne es prohibido.

 

Más Noticias

Más Noticias