País

Aguas Andinas llama a buscar mecanismos que otorguen gradualidad a la gestión del agua para asegurar el suministro en la RM

Esto en contexto de la discusión del artículo indica que todos los derechos de agua vigentes pasen a ser autorizaciones de uso apenas empiece a operar la nueva Constitución. Ello impediría los convenios y acuerdos con otros usuarios de la cuenca, gestiones que han permitido hasta ahora disponer de los recursos hídricos necesarios para el abastecimiento de agua potable.

En los últimos tres años la compañía sanitaria ha recibido por parte de otros usuarios de la cuenca traspasos por más de 591 hm3, lo que se traduce en 35% de la producción total de agua potable para la Región Metropolitana. Agencia UNO/Archivo
En los últimos tres años la compañía sanitaria ha recibido por parte de otros usuarios de la cuenca traspasos por más de 591 hm3, lo que se traduce en 35% de la producción total de agua potable para la Región Metropolitana. Agencia UNO/Archivo

El pasado viernes la Comisión de Normas Transitorias envío al Pleno de la Convención Constitucional una serie de normas respecto a la aplicación del nuevo estatus jurídico del agua donde se determina que “todos los derechos de aprovechamiento de aguas se considerarán, para todos los efectos legales, autorizaciones de uso de agua según lo establecido en esta Constitución”. 

Al respecto, Marta Colet, gerenta general de Aguas Andinas, señaló: “Valoramos y compartimos el trabajo que se ha realizado para que la nueva Constitución consagre la priorización del consumo humano. Sin embargo, para que esto se cumpla, urge buscar otras opciones de mecanismos o regímenes transitorios que permitan mayor gradualidad".

El artículo aplicaría de manera inmediata, frenando los actuales convenios y acuerdos con otros usuarios de la cuenca, gestiones que han permitido a la compañía de servicios medioambientales disponer hasta ahora de los recursos necesarios para el suministro seguro y permanente en la ciudad, pese a más de 13 años de profunda sequía.  

La ejecutiva añadió que de aprobarse esta norma en el pleno de la Convención “en lo inmediato, no tendremos las certezas de contar con los recursos hídricos necesarios para entregar el servicio de agua potable que diariamente suministramos en la Región Metropolitana. Ello hasta ahora ha sido posible, entre otros importantes esfuerzos, gracias a la gestión que se realiza con otros usuarios de la cuenca y que nos ha permitido enfrentar ya 13 años de sequía sin impactos ni interrupciones de cara a la ciudadanía”.

Lo anterior, debido a que estas transferencias de agua han sido un mecanismo que ha permitido a la empresa de servicios medioambientales complementar, suplir y reforzar sus fuentes hídricas para mantener la continuidad y seguridad del suministro en la ciudad.

En este sentido, la gerenta general explicó que solo en los últimos tres años, en los que la sequía se ha intensificado con escasas precipitaciones de agua y nieve, impactando los caudales de los ríos que abastecen a Santiago como son el Mapocho y el Maipo, Aguas Andinas ha recibido por parte de otros usuarios de la cuenca traspasos por más de 591 hm3, lo que se traduce en 35% de la producción total de agua potable para la Región Metropolitana. 

Durante la recién pasada temporada de primavera- verano, la de más alto consumo, las gestiones de la compañía con otros usuarios permitieron cubrir 42% de las necesidades de agua de Santiago y mantener el suministro sin impactos ni interrupciones pese al complejo escenario hídrico.

Más Noticias

Más Noticias