País

Bancada gay: Los candidatos homosexuales a diputado que quieren hacer historia

Por primera vez en la historia de nuestro país, un homosexual abiertamente declarado podría llegar a ocupar un puesto en la Cámara de Diputados, ya que en estas elecciones son tres los candidatos que estarán en la papeleta el próximo 17 de noviembre.

Por:  El Dínamo

La primera vez que un candidato abiertamente homosexual intentó participar en una elección en Chile fue en las municipales de 1996. Se trataba de Rolando Jiménez, un entonces joven activista homosexual que no inscribió su candidatura al Servicio Electoral, Servel, por no alcanzar a reunir las firmas requeridas. Así todo, el hecho quedó en la memoria de muchos como el primer intento de que un homosexual participara en una elección de un cargo de representación popular en el país.

Luego, en el 2004 y esta vez como candidato independiente bajo el alero del PPD, Jiménez llegó a la papeleta para participar en las elecciones municipales por Santiago, y pese a obtener cerca de 2 mil votos, no ocupó el cargo por el sistema de proporcionalidad que rige estas elecciones.

Algo similar vivió el 2001, cuando el activista gay y ex miembro del Movimiento Unificado de Minorías Sexuales, Mums, Carlos Sánchez alcanzó a participar en las elecciones parlamentarias apoyado por el Partido Comunista sin lograr un triunfo.

Hoy, casi 10 años después, Jiménez es presidente del Movimiento de Liberación Homosexual, Movilh, es candidato a diputado por las comunas de Conchalí, Huechuraba y Renca. Él, junto al DC Claudio Arriagada y el PC Cristián Cuevas, es uno de los candidatos que han declarado abiertamente su homosexualidad y que participarán en estas elecciones parlamentarias, los que podrían convertirse en los primeros parlamentarios de la historia del país en asumir esta orientación sexual.

“Hoy día, el dato de la homosexualidad es un dato asumido, mayoritaria y positivamente en la población en general y hay unos nichos duros de homofobia que se expresan tranversalmente en la clase política y en la sociedad chilena pero que cada día quedan más solos”, explica Jiménez, quien añade que el hecho inédito de que existan estas tres candidaturas de distintos sectores ideológicos es reflejo del “trabajo político, cultural y social que hemos hecho los últimos años”.

Un DC pro diversidad

Una de esas candidaturas es la de Claudio Arriagada. El ex alcalde de La Granja y actual candidato a diputado por Macul, San Joaquín y La Granja, confesó su homosexualidad durante el Consejo General de la Democracia Cristiana el pasado 29 de julio.

Ese día, Arriagada esperó su turno para criticar a la campaña del entonces pre candidato presidencial de la tienda falangista Claudio Orrego.

Cuando tuvo la palabra, Arriagada dijo que no estaba representada la “diversidad” de la DC en sus distintos ámbitos. Y que si bien había trabajado para sacar adelante la postulación del ex candidato DC, no se había sentido representando por la candidatura en los temas valóricos. Tras cartón, le dijo a sus camaradas que él tenía una “condición sexual distinta”, provocando primero la sorpresa de los presentes y luego el aplauso de los consejeros y miembros de la mesa.

Días más tarde, Arriagada explicó en una entrevista radial que su declaración la realizó porque “esta condición siempre te hace vulnerable y basta que uno diga cualquier cosa para que te amenacen. Me parecía que necesitaba libertad absoluta (para postular al Congreso). No he sido víctima de chantaje y si hubiera ocurrido lo hubiera denunciado”.

Arriagada añadió que sus palabras las hizo “en el contexto de una privacidad del consejo nacional, estábamos trabajando el momento en que iba a revelarlo públicamente pero alguien lo filtró y tuve que enfrentar el tema. No tengo ningún problema”.

Consultado por El Dínamo, el candidato señaló que “hoy no me interesa hablar sobre este tema. Prefiero después de la elección hablar de todos los temas. Ya dije lo que tenía que decir, y respeto la opinión de los demás, pero tengo un criterio distinto y estoy disponible para hablar después”.

El mundo del cobre

Cristián Cuevas “salió del closet” cerca de un año antes de su primera elección parlamentaria. Corría el 2008 y en una entrevista con revista Paula, el ex presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre confesó su identidad sexual. Cuevas, que ya era conocido luego del paro de más de dos meses que en el 2007 paralizó a Codelco, sorprendió a todos con su declaración.

Un año después de su entrevista, Cuevas participó en las elecciones del año 2009 por el distrito de 46, de Lota, Lebu y Tirúa, donde quedó en tercer lugar con el 23% de los votos. Desde entonces, Cuevas no se ha alejado de la política y también ha participado activamente en las manifestaciones pro derechos homosexual.

Hoy Cuevas es candidato a diputado por el Partido Comunista por el tercer distrito de Calama, luego de ganar en las elecciones primarias de la Nueva Mayoría al candidato de la Democracia Cristiana, Arturo Molina, y al socialista Hernán Valenzuela.

Precisamente ese día fue la última vez que se refirió a su orientación sexual. “Me reconozco un hombre homosexual, un comunista, un dirigente sindical vinculado al movimiento social, hijo de un obrero del carbón y de una mujer evangélica y socialista que partió a temprana edad”, dijo.

“Me siento orgulloso de los pasos que hemos dado, me siento orgulloso y contento de que el movimiento unificado de minorías sexuales, que nuestros amigos de Iguales, también de Acción Gay, hayan entregado expresión de respaldo hacia nuestra candidatura”, afirmó entonces.

Una bancada gay

A menos de un mes de las elecciones, las carreras hacia el Congreso ya están en su último tramo, por lo que los candidatos afinan los detalles de una elección que podría ser histórica para la comunidad homosexual del país.

Pese a eso, los candidatos toman distancia y señalan que su triunfo no significaría necesariamente la creación de una coalición o bancada gay que apoye las iniciativas antidiscriminatorias y pro derechos homosexuales.

Así lo afirma Rolando Jiménez que señala que “el hecho de que hayan tres candidatos que puedan ser elegidos al Congreso no garantiza que en todos los temas tengamos acuerdos: yo puedo llegar a tener diferencias de como entienden el rol de los movimientos sociales y de la política algunos de los otros postulantes. Es súper legítimo que existan diferencias en todos ámbitos. El único dato en común es nuestra homosexualidad, pero tenemos biografías, militancias distintas”.

“Además entiendo que los otros dos candidatos, su campo de acción en términos estrictos no viene del activismo homosexual como es mi caso. Por lo tanto sus ejes centrales son otros, y si logramos acordar políticas y empujar en conjunto determinadas leyes por cierto que tengo toda la voluntad del mundo como siempre lo hemos hecho, dialogando con todos los sectores políticos”, señala.

Más homosexuales en la política

Pese a que aún no hay parlamentarios homosexuales en el país, en rigor ya existen personas abiertamente gay en cargos de representación popular. Uno de los más emblemáticos es Alejandra González, transexual que en las elecciones municipales fue electo por tercera vez consecutiva como concejal en Lampa.

Otro caso es del historiador y vocero del Movilh, Jaime Parada, quien desde el año pasado es concejal de Providencia luego de obtener el 6% de los votos apoyado por el PRO.

Asimismo, en estas elecciones, también participarán homosexuales para competir al cargo de Consejero Regional. Tal es el caso de Luis Alberto Retamal, quien va como candidato a Core por Valparaíso.

Según Retamal, “la sociedad está totalmente preparada para poder tener políticos abiertamente homosexuales, porque es más diversa y no tiene que ver solo con un público homosexual sino que también de quienes piden proyectos orientados a vivir en igualdad. En mi caso, Valparaíso es como San Francisco y necesita proyectos que rescaten nuestra identidad”.

Más Noticias

Más Noticias